.
EDITORIAL

Ecos de la peor noticia del siglo

viernes, 23 de noviembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Perder esa cantidad de kilómetros en el Caribe no puede pasar desapercibido ni pueden pasar de agache los responsables.

Perder esa cantidad de kilómetros en el Caribe no puede pasar desapercibido ni pueden pasar de agache los responsables.

El diferendo limítrofe entre Nicaragua y Colombia era uno de los dos que la Corte Internacional de Justicia debía definir este año, máximo en 2013. El otro es el que libran los gobiernos de Chile y Perú por una situación similar en sus costas, pero al frente del Océano Pacífico sobre el cual comparten amplios linderos. Para hacer un símil casuístico de derecho internacional, Chile es Colombia y Perú tiene similares pretensiones a las de Nicaragua.

Para los chilenos no hay nada que negociar y todo es cosa juzgada, pues existen sendos tratados anteriores que reivindican sus derechos sobre el Pacífico frontal en la costa peruana. Mientras que los peruanos demandaron ante La Haya que no hay tratados vigentes, sino una simple Convención del Mar que trata sobre los derechos de pesca de los países en la zona, pero que en ningún momento versa sobre fronteras marítimas, y que por tal efecto los dos países debían sentarse a negociar límites. Entre el 3 y el 14 de diciembre, peruanos y chilenos deberán sustentar de manera oral sus reivindicaciones ante los 15 magistrados del tribunal. Una vez se haya llevado a cabo esta etapa del juicio, la Corte tardará menos de nueve meses en dar un fallo definitivo que zanje la disputa territorial que data desde la década de los años 80.
 
El reciente fallo de la Corte sobre el diferendo entre Colombia y Nicaragua ha caldeado los ánimos en Chile, donde ven cómo los magistrados de La Haya se han dejado llevar por las leyes naturales de la equidad y las 200 millas y pueden afectar al país austral, con una decisión similar a la que le dieron al caso en Caribe y perjudicar sus intereses en una zona muy rica en pesca, gas, petróleo y minerales. Pero si miramos, ambos países suramericanos han sido muy activos en hacer lobby en La Haya con los 15 magistrados y con los países del vecindario. Un fallo adverso a Chile reinvindica la eterna petición de Bolivia, que quiere una salida al mar; riqueza que perdió en una guerra con Chile en el siglo XIX.
 
Entre los ecos que más se escuchan de la terrible pérdida para Colombia, están las grotescas fallas profesionales cometidas por Julio Londoño Paredes y Guillermo Fernández de Soto en la manera cómo llevaron el caso en derecho internacional, y aceptaron que la Corte fuera una instancia cuando ya había un tratado anterior. El Congreso colombiano también ha sido un protagonista secundario que está pasando de agache, máximo cuando existe una comisión de relaciones exteriores. Si miramos el caso en Perú y Chile vemos como sus congresos, sus poderes legislativos que son responsables de las fronteras, han sido muy activos en la discusión. Mientras tanto, aquí en Colombia somos capaces de seguir a raja tabla la regla del ‘tapen tapen’.
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 09/08/2022 Hay que empezar a medir el golpe de la tributaria

La reforma tributaria de Petro les cambia las reglas a varias empresas que tendrán que rehacer sus modelos de negocio, evaluar si siguen operando y explorar nuevos mercados

Editorial 08/08/2022 Petro tiene la oportunidad de construir mejor

Los miedos a Petro tienen que ver con ataques contra la propiedad privada, el libre mercado, la seguridad jurídica y el debilitamiento de las instituciones, es posible corregir

Editorial 06/08/2022 El teletrabajo avanza como un derecho laboral

Holanda se convirtió en uno de los primeros países en establecer el trabajo desde casa como un derecho legal, una lección que nos dejó la pandemia y que Colombia debe mirar

MÁS EDITORIAL