.
EDITORIAL

Días de Lula, Petro, Boric, Amlo, Maduro...

martes, 1 de noviembre de 2022

Nunca antes las ideas de izquierda tuvieron la oportunidad de regir el destino de las grandes economías latinoamericanas, el reto siempre será gobernar bien respetando la democracia

Editorial

Las ideas progresistas, demócratas, liberales, socialistas y afines recorren con gran comodidad y velocidad el continente americano; desde Estados Unidos hasta Argentina, pasando por México, Colombia, Chile, Perú, y ahora Brasil, los líderes políticos al frente de los gobiernos son abiertamente de una izquierda acentuada, liviana o en formación, pero nunca de centro o levemente con tendencia a la derecha. El péndulo político funciona claramente en la historia de la ciencia política y los países que nunca lo habían experimentado han caído en unos cambios democráticos que son vitales para una sana democracia.

El problema es que las sociedades en donde los péndulos tardan mucho tiempo en señalar los cambios ideológicos se aferran a miedos crónicos que impiden aceptar derrotas electorales, entender que son procesos democráticos temporales, coyunturas que por lo general sumen a los países en una suerte de depresión postelectoral que siembra incertidumbre en la economía. En las democracias más maduras, como la estadounidense por ejemplo, hay periodos para ambos partidos, como una revancha que ayuda a mejorar los procesos y en donde siempre gana la sociedad como un todo.

Lo importante en cada país, independientemente del sesgo político que esté gobernando, es defender las instituciones que garantizarán los cambios de poder, cada cuatro u ocho años. Lula se ha vuelto a elegir por tercera vez como presidente de Brasil, generado un estado inhabitual de péndulo político cargado a la izquierda o mínimamente a ideas demócratas en casi todo el continente. Se debe sumar en el listado a Biden de Estados Unidos, por la simple argumentación que es el antagónico del republicano, Trump; Amlo (Andrés Manuel López Obrador) en México y cierra el grupo de las grandes economías del continente, Alberto Fernández, en Argentina quien es una ficha del renovado peronismo.

Y no es menor para el panorama político regional que estén recién nombrados los presidentes, Boric en Chile y Petro en Colombia; listado que se debe enriquecer con dictadores que no respetan sus instituciones democráticas como Ortega en Nicaragua y Maduro en Venezuela. Solo quedan unos pocos países gobernados por presidentes de centro derecha que no suman en el concierto internacional para garantizar algún tipo de equilibrio en políticas continentales. Este abanico de personajes va a cambiar la línea de varias de las instituciones globales como pueden ser algunos bancos multilaterales, la OEA o por qué no pedir para la región la secretaría general de la ONU.

Son épocas de cambio, no cambios de época, pues en términos de ciencia política el movimiento pendular es coyuntural no cualitativo para siempre. Son tiempos, días, meses, años de mandatarios elegidos por sus países para llevar las riendas de sus destinos; oportunidades que brinda la democracia y que hay que entenderlas en esa dimensión; no pueden ser inferiores al reto de haber sido elegidos para mejorar el panorama económico que dejó la pandemia y la crónica frustración de erradicar la pobreza que aún sigue siendo el mayor problema de todo el vecindario. El respeto por la economía de mercado, la libertad de empresa, la propiedad privada y un Estado rector de las relaciones económicas deben ser esas instituciones que estos mandatarios de izquierda respeten y se comprometan a fortalecer.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/11/2022 Modernizar los impuestos de las regiones

La llamada reforma tributaria de las regiones es una de las necesidades más apremiantes del Estado, no puede ser que los departamentos y municipios sigan viviendo de alcohol y tabaco

Editorial 26/11/2022 No hubo dilema entre camellos y petróleo en Catar

Maximizar los recursos naturales con un enfoque sostenible es un deber de los estados, el Mundial de Fútbol de Catar le ha mostrado al mundo que el petróleo es para transformar

Editorial 25/11/2022 No hay grandes apuestas por las infraestructuras

El esperado Plan Nacional de Desarrollo quizá tenga apartes que plasmen en papel grandes obras que transformen la competitividad del país y disminuya las precariedades sociales

MÁS EDITORIAL