.
EDITORIAL De momento la economía le camina a Trump
viernes, 3 de noviembre de 2017

Powell en la FED se convierte en un aliado indiscutible para que el modelo económico de Trump se consolide a un año de llegar a la Casa Blanca

Editorial

Faltan muy pocas semanas para que Donald Trump complete su primer año en el gobierno de los Estados Unidos como mandatario número 45 y las cosas desde el ámbito económico le están saliendo bien, “de momento”.

Trump cumplirá sus primeros 12 meses el próximo 20 de enero y su balance en lo económico es bastante bueno pues se le han alineado varias situaciones otrora complejas de conseguir, máxime si éstas se mezclaban con las temerarias propuestas hechas durante la campaña presidencial.
Ideas inusuales y propuestas indecentes como salirse del Nafta, levantar un muro en la frontera sur, bajar los impuestos, atraer las empresas a instalarse en Estados Unidos y focalizar todas sus políticas económicas hacia el “american first” parecían hace un año un poco locas o desenfocadas, pero el tiempo le está dando la razón y los resultados se demuestran con cifras.

La evolución del Producto Interno Bruto de Estados Unidos es buena, el segundo trimestre ajustó un crecimiento trimestral de 3%, una cifra en franco crecimiento que no se había visto durante los últimos años y que refleja el buen estado de la economía en tiempos de Trump. La economía sorprendió en cuatro décimas adicionales dado que la estimación era 2,6%. Es el ritmo de crecimiento trimestral más rápido de los últimos dos años.

Este repunte se debe a dos cosas en particular que suavizan las ideas duras. Hay un evidente impulso de la inversión en infraestructuras y un plan fiscal destinado a reducir los impuestos. Es decir, que mientras el primer mandatario dice cosas fuertes como abolir el Nafta o poner un muro en la frontera con México, palabras que suenan a garrote, puro y duro; por el otro lado está invirtiendo en las necesidades del país y bajando los impuestos a las empresas para que éstas se reubiquen o se mantengan en Estados Unidos.

Con estos resultados, Trump le está tapando la boca a sus detractores políticos que lo veían como un fracaso en el manejo económico. Antes de que fuese elegido, las bolsas de valores descendieron cada vez que mejoraba en las encuestas, los banqueros no querían verlo en la Casa Blanca y los medios lo destrozaban antes de que se convirtiera en el mandatario número 45 de Estados Unidos. Era un coctel con aroma de fracaso, pero las cosas hoy están a su favor, al menos en lo que tiene que ver con el manejo de la economía.

Es un hecho indiscutible que Trump está alineado con el capital, tal como lo ha hecho toda su vida de empresario en cuyo proceso estuvo en todas las fases: emprendedor, bancarrota y mil-millonario.

Los recortes de impuestos para el sector empresarial y los recortes de impuestos sobre la renta personal, que beneficiarán a la parte superior del 1% de los perceptores de ingresos más ricos le está dando buenos resultados aunque no dejan de ser prematuros. Los nuevos proyectos de infraestructura y de inversión en todo el país por un billón de dólares son los motores de su fórmula que se van consolidando.

Y desde ayer tiene como nuevo aliado a Jerome Powell, el abogado que reemplazará a Janeth Yellen en la Reserva Federal. Trump rompió la tradición de prolongar otros cuatro años al director de la FED, pese a haber sido designados por el partido en la oposición. Un gesto poco diplomático pero sincronizado el “trumpeconomics” que vemos.

MÁS DE EDITORIAL

EDITORIAL 19/06/2021 Algunos congresistas irresponsables

La legislatura que termina se ensaña contra la actividad empresarial e iniciativas como jornada laboral, etiquetas y licencias tienen un costo que perjudica los nuevos empleos

editorial 18/06/2021 La asignatura pendiente de la competitividad

Salió el último ranking de competitividad y Colombia retrocedió como consecuencia de la larga pandemia y los coletazos de los bloqueos por casi 50 días. se necesita una ruta

editorial 17/06/2021 El camino que demarca el marco fiscal

El Marco Fiscal de Mediano Plazo prevé que el PIB crecerá 6% este año y 4,3% en 2022, al tiempo que espera petróleo a US$63, dólar a $3.667 y una inflación de 3% y 2,8%, respectivamente

MÁS EDITORIAL