.
EDITORIAL Cerromatoso tiene otra oportunidad
miércoles, 26 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Billiton tiene un segundo tiempo para demostrar que puede impactar mejor a la zona en donde explota níquel

Billiton tiene un segundo tiempo para demostrar que puede impactar mejor a la zona en donde explota níquel

Gracias a las explotaciones de níquel en la mina de Cerro Matoso, ubicada en el municipio de Montelíbano en el departamento de Córdoba, Colombia se cuenta entre los mayores exportadores de ese mineral que se usa en miles de componentes en la industria moderna. Que nuestro país esté en esos honrosos lugares de ventas al mundo, es en sí mismo, un logro notable, pero que la economía nacional y los habitantes afectados con esa explotación se beneficien es una obligación de la multinacional responsable y un imperativo de vigilancia para el Gobierno.

Según el Consejo de Estado, el Contrato 051 de 1996 es legal y la multinacional Billiton seguirá con la explotación de la mina de níquel hasta 2029. Las leyes nacionales le han dado la razón a la compañía extranjera, pero eso no quiere decir que las condiciones deban renegociarse para que no solo los habitantes de Montelíbano se sigan beneficiando, sino el resto de colombianos que son los sujetos de las millonarias regalías. La justicia le ha dado a Cerromatoso una segunda oportunidad de hacer las cosas mejor a como las ha venido haciendo. Debe liquidar mejor las regalías, debe manejar con mayor eficacia sus programas de responsabilidad social y sobre todo, deben trabajar con mayor transparencia ante las autoridades minero energéticas.

En pocos años varios proyectos de minas se les declarará la caducidad y esta decisión del Consejo de Estado generará jurisprudencia en esas situaciones, pero en ninguna parte del fallo se ha hablado de que la multinacional debe rehacer las formas como hace las cosas de cara a las comunidades. Las veedurías públicas, los congresistas y las mismas comunidades deben convertirse en los mejores controladores para que esto se cumpla.

El concepto del Consejo dice en sus apartes que “puesto que “las cláusulas del contrato 051-96M no sufrieron alteración alguna en su momento (…) como consecuencia de la expedición de la Ley 685 de 2001 (Código de Minas), ni han sido objeto de expresa modificación mediante acuerdo escrito de las partes, los contratantes continúan vinculados a las obligaciones que adquirieron en el contrato 051-96M y conservan a salvo los correlativos derechos”. Eso en ley es mantener su derecho de explotación, pero es de su deber empezar a negociar con el Ministerio de Minas nuevas condiciones, mucho más benéficas para todos los colombianos.

Ojalá, tanto los inversionistas como las autoridades locales generen un ambiente económico del cual se beneficien principalmente las comunidades y el resto de los colombianos. La Colombia de hoy es otra y la buena redistribución de las regalías es una de sus características. Sin olvidar, eso sí, la protección del medio ambiente.
 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 12/06/2021 Lo malo no es la burocracia, es su incompetencia

Pedir que haya menos burocracia estatal es un estribillo raído, pero ese no es el asunto más grave, es su incompetencia, el bajo impacto que tiene en las políticas públicas de largo plazo

Editorial 11/06/2021 La fórmula para sacar la tributaria estructural

La idea de hacer reuniones regionales para hablar de impuestos es novedosa y dista de las típicas misiones de expertos; puede ser el camino para sacar una tributaria estructural

Editorial 10/06/2021 Ojalá el Maestro no se alinee con la izquierda

Perú eligió como presidente al profesor Pedro Castillo, su programa y sus amigos lo alinean a la izquierda latinoamericana, pero su economía local lo puede poner en el centro

MÁS EDITORIAL