.
EDITORIAL Aún no se ha pasado la página de los contagios
sábado, 20 de marzo de 2021

Los colombianos cansados de la pandemia actúan como si estuvieran vacunados y el covid fuera parte de la historia. no es así y no se descartan nuevos rebrotes infecciosos

Editorial

Chile ha vacunado 14% de su población, ha aplicado cerca de ocho millones de dosis, pero este fin de semana ha decidido que Santiago volverá a la cuarentena total ante el aumento de casos de coronavirus, mientras avanza el proceso de vacunación más exitoso de Latinoamérica. Una suerte de combinación de formas de lucha contra el virus. La realidad es que los chilenos retomaron el confinamiento para detener el alza de contagios, que alcanzó 6.250 nuevos casos y 172 fallecidos. La situación en Colombia no es muy distinta, en una población que más que duplica a la chilena: las autoridades de salud colombianas han identificado más de 5.200 casos nuevos, cifra que eleva a 2.320.000 el total de personas infectadas; en la última jornada se reportaron 138 fallecimientos, con lo que la cifra de muertes llega a 61.650, y la aplicación de vacunas solo superan el millón. La gran amenaza aún está viva y tiene que ver con las aglomeraciones, el contacto con superficies y no seguir las recomendaciones mínimas.

Aún no se ha pasado la página de los contagios en ninguna región del país ni de América y el miedo por las variantes sigue creciendo en todo el mundo, al tiempo que las farmacéuticas se han quedado cortas en la fabricación y entrega de dosis a los compradores. Por ahora, hay que recomendar mantener las medidas de distanciamiento social, apurar la compra de vacunas públicas y dejar cuanto antes que las empresas puedan comprar vacunas para aplicarlas a sus empleados. El plan de vacunación colombiano debe apurarse con todos los actores de la cadena y procurar que la reactivación económica no se frene, pues las cifras de crecimiento del pasado enero siguen en rojo, situación que retardará la generación de empleos y amenaza la recuperación total esperada al final del año. Debe insistirse que la situación de pandemia no ha sido superada en ninguna parte del país y que debe haber el compromiso de todos para cambiar la realidad, pero eso solo se logrará avanzando en la vacunación y extremando los cuidados mínimos de seguridad: tapabocas, distanciamiento y cero aglomeraciones generadas por el comercio, los ambientes laborales y el entretenimiento.

Comienza un puente festivo que muchos han empatado con Semana Santa, actitud que dispara la posibilidad de un nuevo rebrote y obliga a que las autoridades tomen medidas de protección general como es volver a encerrar a las personas y cerrar la actividad económica, decisiones que serían muy nocivas para la reactivación, al mismo tiempo que necesarias si las personas no hacen caso y siguen actuando como si 100% de la población estuviera vacunado. Ni siquiera en Europa se ha lanzado el grito de victoria sobre el covid, mucho menos en Estados Unidos y de la normalidad gota a gota de los países asiáticos poco se habla. No será nada sano para la generación de empleos y el bienestar social que las distintas sociedades actúen como si nada pasara. La economía colombiana está tratando de pasar la peor página de su historia reciente con cifras en rojo establecidas desde el año pasado, sólo ahora se ve una leve luz al final del túnel que debe atizarse para que la reactivación sea una realidad después del segundo trimestre, pues los primeros tres meses del año prácticamente se perdieron y costará en el ansiado crecimiento del PIB de 4,8% para 2021.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 19/04/2021 La Caja de Pandora de las pensiones

Hacer contribuir a las pensiones de más de $7 millones al mes es destapar otro problema pendiente, la reforma pensional, que obliga a pensar en la crisis del ahorro de las familias

Editorial 17/04/2021 Varios países entran en “modo tributaria”

La pandemia ha obligado a aumentar el gasto fiscal basado en más deuda, por lo que varios países están adelantando reformas de impuestos para reducir el déficit

Editorial 16/04/2021 No se puede caer en populismos tributarios

La tradición dicta que las tributarias llegan al congreso con una justificación de motivos, pero salen convertidas en una colcha de retazos culpable del desorden de impuestos

MÁS EDITORIAL