.
EDITORIAL

A muchos gremios los dejó el tren

domingo, 20 de enero de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Muchas asociaciones empresariales se limitan a quejarse, pero poco hacen por reinventar sus sectores

Muchas asociaciones empresariales se limitan a quejarse, pero poco hacen por reinventar sus sectores 

Para muchos analistas económicos y columnistas de la prensa especializada en los negocios, las finanzas y la economía en general, este 2013, que ya terminó su primera quincena, será un año difícil para la actividad empresarial por la coyuntura internacional recesiva, el frenazo del crecimiento chino, las grandes mareas revaluativas de las monedas emergentes, los altos tipos de interés y porque hay un claro reacomodo corporativo a nivel regional. Desde el tercer trimestre del año pasado, cuando se presentó un crecimiento por debajo de lo estimado (2,1%), se empezaban a mostrar las luces de lo que será este año, al menos en su primer semestre.

Las cifras hablan por sí solas: en noviembre pasado, la producción real del sector industrial disminuyó 4,1% con relación a igual mes del año anterior cuando aumentó 5,8%. Además, la mayoría de los subsectores disminuyeron su producción. Las confecciones cayeron 17,3%; los minerales no metálicos, 10,8%; los ingenios, 20,9%; la molinería y los almidones, 9,1%; los productos de plástico, 8,0% y los aceites y grasas, 14,3%. Es una foto no muy clara de lo que puede pasar en todo el año consolidado y durante este 2013.
 
Y mientras eso muestran las cifras del Dane, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo hace eco de las políticas industriales adoptadas en el mismo periodo: estímulos vía reforma arancelaria y exenciones; promoción y fomento a las exportaciones, el turismo y la inversión; alcances obtenidos por el Programa de Transformación Productiva; negocios cerrados en Compre Colombiano; y políticas de incentivos a la formalización. Pero nada de eso parece funcionar por sí solo, los gremios deben empezar a actuar de manera urgente y ser conscientes de que las épocas de hacer lobbies a sus lamentos por la no firma del TLC ante la Casa de Nariño, la crónica queja por la revaluación, el daño de las importaciones y el llamado para que los gobiernos locales y regionales empiecen a ejecutar sus planes de desarrollo, ya pasaron.
 
Muchos gremios de la producción se quedaron en esa etapa de lamento y no investigan para bien de sus afiliados, no actualizan a los empresarios y no les abren las puertas a sus homólogos en la región, entre otras muchas obligaciones que deben existir en esas asociaciones. Los industriales sí se han visto afectados por la mala infraestructura, por la anarquía de los transportadores, por la inseguridad y hasta por la revaluación, pero también hay que aceptar que no se han reinventado, que no son competitivos, no innovan y no invierten en nuevas tecnologías que los puedan poner de tu a tu con sus competidores del vecindario. Debemos darnos cuenta de que a muchos gremios los dejó el tren.
 

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 21/05/2024 Lo que haremos mañana será más importante

Informamos con calidad, precisión y sin sesgos sobre los temas económicos de Colombia y el mundo, cultivamos ese oficio desde hace 70 años, nuestro crecimiento nos obliga a mejorar

Editorial 20/05/2024 La verdadera crisis de los profesores

Los maestros andan por estos días en pie de lucha contra la Fiduprevisora, entidad a cargo de su sistema de salud, durante un Gobierno que les ha dado toda clase de privilegios

Editorial 18/05/2024 El país a merced del sicariato y la delincuencia

No se pueden gastar más palabras hablando de desarrollo y bienestar social cuando los gobernantes no garantizan lo mínimo, que es la seguridad de todos los colombianos