.
ANALISTAS Respuesta a Eduardo Verano de la Rosa
miércoles, 30 de julio de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

En la columna “Becas acentúan la inequidad en Colombia”, publicada el 16 de julio en el diario La República, Eduardo Verano de la Rosa hace una fuerte crítica a la forma como Colfuturo asigna sus créditos beca; se queja de la baja participación de estudiantes de la región Caribe y atribuye este resultado a la falta de “discriminación positiva” o “acción afirmativa”, la estrategia con que Estados Unidos ha tratado de integrar a su sistema educativo a sus minorías étnicas, principalmente afroamericanas.

Verano debería preguntarse qué falta hacer desde su región para aumentar la participación de sus mejores profesionales en las convocatorias de becas en vez de hacer críticas sin fundamento que se limitan a achacar esa baja participación a un centralismo que perpetúa la desigualdad. 

Sorprende el análisis superficial y emotivo de alguien que ha tenido sobre sus hombros la responsabilidad de diseñar políticas públicas para el desarrollo de su región. Desconcierta aún más la baja estima en la que tiene a los profesionales graduados de universidades de la Costa Caribe, al punto de concluir que requieren de un tratamiento especial, con menos exigencia, para ser exitosos en las competencias por becas.

¡Estamos hablando de estudios de posgrado! La trampa de la “acción afirmativa” es crear estudiantes de segunda categoría. Esa aproximación a los temas de desigualdad puede ser válida para niveles escolares y, con muchas dudas, para la educación universitaria, pero nunca para la educación de posgrado.

Por otra parte, las universidades costeñas gradúan profesionales de alta calidad con todas las condiciones para competir exitosamente por becas nacionales e internacionales y admisiones en las mejores universidades del mundo. Muchos de ellos ya lo hacen con positivos resultados; a otros lo único que les falta es prepararse con tiempo, principalmente en el dominio de un segundo idioma y decidirse a participar.

Para lograr lo anterior, hay que usar otras alternativas mucho más eficientes para alcanzar el loable objetivo que busca Verano. En Colfuturo adoptamos dos estrategias: crecimos sustancialmente el número de créditos beca que otorgamos cada año y establecimos el programa ‘Semillero de talentos’.

Al crecer el número de seleccionados hemos logrado que estudiantes que dependen totalmente del respaldo de Colfuturo (limitado a US$50.000 por persona) puedan adelantar sus estudios en excelentes universidades en Alemania o Francia, sin depender de recursos adicionales, como sería en universidades de los Estados Unidos. Esto es así porque los dos primeros países tienen un sistema de cero costo de matrícula, por tal razón, el apoyo que ofrece Colfuturo resulta suficiente para financiar la totalidad de los estudios.

Por otra parte, el ‘Semillero de talentos’ reúne a los 1.000 mejores jóvenes profesionales del país (131 del Caribe) y los acompaña durante tres años para que dominen un segundo idioma, escojan universidades de excelencia en el exterior y construyan un poderoso perfil académico. Con estas tres herramientas conseguirán sin dificultad la admisión a un programa de posgrado de primer nivel.

En los dos últimos años, cerca de 600 jóvenes apoyados por el Semillero han tenido éxito en iniciar sus posgrados: la mitad con becas totales y la otra mitad con el respaldo del crédito de Colfuturo.

Gracias a las dos estrategias mencionadas, Colfuturo pasó de tener diez beneficiarios del Caribe en 2000, a 102 este año, un crecimiento de diez veces. No hay ninguna razón que impida que en los próximos años la costa aporte entre 150 y 200 estudiantes por año, pero para lograrlo hay que hacer la tarea, trabajar en equipo y no dejar a Colfuturo en solitario, para luego señalarlo.

Invito a Verano, a otros líderes de la costa y a los lectores a conocer ‘Enlaza mundos’, programa que Medellín estableció hace seis años en estrecho asocio con Colfuturo y que ha logrado crecer de manera sustancial el número de personas originarias de esa ciudad, formadas en el exterior.  

Estamos dispuestos a trabajar mano a mano con Verano de la Rosa y con los demás líderes de la Costa para estructurar iniciativas de acompañamiento a los más destacados estudiantes de la región, apoyarlos con mejores programas de aprendizaje de una segunda lengua, para motivarlos en la creación de fondos regionales de apoyo complementario y así lograr que las becas con crédito condonable sean más generosas y de paso, contribuyan a traer de regreso a la región Caribe a los estudiantes una vez terminen sus posgrados.