.
ANALISTAS El errático comienzo de “Obamacare”
miércoles, 6 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El lanzamiento de la página web del gobierno donde se supone millones comprarán su seguro de salud como parte de la reforma de salud conocida como “Obamacare” fue un desastre.

Obamacare 101

En Estados Unidos hay dos problemas principales con el tema de la salud: altos costos y un creciente número de personas que no están aseguradas. El presidente Obama, con la mayoría de su partido en la legislatura federal, que viene por años buscando cobertura de salud universal, presentó una controversial reforma de salud donde atacaría ambos problemas. En  2010 se promulgó la ley de más de 900 páginas. 

Hay tres premisas que sostienen la nueva ley: que todos deben estar asegurados, que los individuos tienen que comprar un seguro o serán multados y que a quienes no puedan costearlo, el gobierno les subsidia el seguro de acuerdo con el ingreso.  

Healthcare.gov en problemas

Parte de la reforma es crear un conector donde compañías de seguros ofrecen las pólizas según el nuevo mandato de la ley, los consumidores se registran y adquieren el seguro. Aquellos que tienen un ingreso bajo recibirán el subsidio del gobierno.  El gobierno federal es el responsable de administrar el mercado de seguros médicos - como Amazon o Google manejan sus propios sistemas- y es responsable de administrar el mercado de 36 estados. 

Tres años de preparación, 55 compañías privadas contratadas y entre US$360-$600 millones gastados, el portal se lanzó el primero de octubre. ¿Resultado? Mal comienzo. Sólo seis personas pudieron comprar seguro médico el primer día, cuando cerca de 4,7 millones visitaron la página y 700.000 llenaron la solicitud. La página estaba plagada de problemas técnicos. 

Obama reconoció las fallas del dominio healthcare.gov y dijo, y cito: “no hay por qué mentir. La página es demasiado lenta y las personas tienen problemas en el proceso de registro”.

Las cuatro compañías más importantes de las 55 que trabajan en el proyecto testificaron frente a un comité del Congreso y coincidieron en que entregaron el producto para el que fueron contratados. Pero, agregaron que dos semanas de pruebas no son suficientes, que faltó tiempo.

El problema es complejo porque a partir de enero de 2014 las personas que no tienen seguro con su empleador están obligadas a comprar seguro de salud o tendrán que pagar una multa. Además, millones de estadounidenses están recibiendo cartas de las aseguradoras notificándoles que pierden la cobertura de salud privada o que la prima de cobertura sube considerablemente, ante los nuevos requisitos de la ley. Algunos recibirán subsidios del gobierno para cubrir la diferencia, pero otros no. 

Ahora muchos están descubriendo que la repetida promesa del presidente que “si quieres mantener tu seguro de salud puedes…y punto”, esa frase de venta muy repetida para persuadir a los estadounidenses sobre el programa de salud, resultó ser falsa. 

Está muy claro que el gobierno no es Amazon y que el presidente Obama no es Jeff Bezos, pero, cuando se hace una reforma transcendental en una industria que representa más de 10% del PIB, como no se había visto desde 1965, el comienzo es peor a lo esperado. 

Toma nota.