.
ANALISTAS ¿Dónde está el empleo de las viviendas gratuitas?
viernes, 19 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Programa de Vivienda Gratuita impulsado por el Gobierno Nacional puede considerarse como una de las mayores innovaciones en materia de política social y económica. Es innovador porque estableció las bases de un nuevo modelo de articulación entre el sector público y el sector privado para la ejecución de grandes proyectos de construcción sin la entrega de anticipos y condicionando el pago a la entrega de las viviendas. 
 
 Es innovador porque brindó una alternativa de acceso a vivienda a hogares en situación de pobreza y pobreza extrema que, bajo el enfoque tradicional del cierre financiero, nunca hubiesen podido ser propietarios, pero que gracias al Programa se están sumando a los 1,7 millones de colombianos que han salido de la pobreza y a los 700 mil colombianos que han salido de la pobreza extrema durante la administración del presidente Santos. Es innovador porque permitió mejorar los estándares de la vivienda prioritaria: el área promedio pasó de 36m2 a más de 50m2; las viviendas tendrán una dotación básica de electrodomésticos, acceso a internet, biblioteca familiar y una completa infraestructura social a su alrededor. 
 
Nuestro Programa ha roto paradigmas y demostró que era posible expandir la frontera de la actividad constructora y llevar a las grandes constructoras nacionales por fuera de sus mercados tradicionales en las grandes capitales. Este es uno de los aspectos más interesantes del Programa, pero también el que mayores desafíos ha generado al momento de cuantificar impacto. La razón es simple: una buena parte de los 223 municipios donde se avanza en la construcción de las viviendas no hace parte de la coberturas geográficas de los sistemas de medición tradicionales de la actividad edificadora. Basta mencionar que la investigación del Dane de más amplia cobertura es la de licencias de construcción que cubre 80 municipios. Algo similar ocurre con las estadísticas de empleo y de iniciaciones de vivienda (medidas en el censo de edificaciones)
 
Lo anterior, sin embargo, no significa que el impacto del Programa sea incuantificable. Cuando se analiza el avance del mismo en los municipios dentro de las coberturas de los sistemas de medición los resultados son contundentes. En el municipio de Cali, por ejemplo, fue contratada la construcción de 3.471 viviendas como parte de nuestro Programa. Según el censo de edificaciones del Dane en el primer trimestre de 2013 en Cali se inició la construcción de un total de 4.859 unidades, de las cuales 3.137 son VIP. Ambos son los niveles más altos en el registro del Dane desde el año 2008.
 
El mejor testimonio del avance del Programa son las 3.274 unidades que ya se han entregado al mes de junio. Estimamos que el Programa generará cerca de 200.000 nuevos empleos y que este impacto será evidente conforme la construcción avance hacia las etapas más intensivas en mano de obra. A la fecha, los proyectos contratados con privados registran un avance general del 36,6%.  En términos de generación de empleo también es importante tener en cuenta que las estadísticas del Dane miden ocupación en todo el sector de la construcción, es decir tanto en obras civiles como en edificaciones, y que esta última no sólo comprende la construcción de vivienda prioritaria, sino también de viviendas VIS, No VIS y de construcciones no residenciales, que cuentan con una dinámica propia determinada por distintos factores. 
 
La construcción de las 100.000 viviendas gratuitas está generando nuevos puestos de trabajo y amplió las fronteras de la construcción, lo cual obliga a ajustar los sistemas de medición. En este sentido el Ministerio de Vivienda y el Dane suscribieron en el mes de abril un convenio para ampliar la cobertura de varias de sus investigaciones reconociendo la existencia de una significativa actividad edificadora por fuera de los mercados tradicionales.