El almanaque para temporada navideña cuesta US$116.000

Expansión - Madrid

Ya lo decía Audrey Hepburn en ‘Breakfast at Tiffany’s: “Tiffany me vuelve loca. Allí no puede ocurrir nada malo”. Audrey recurría a su joyería favorita de la Quinta Avenida cuando necesitaba calmar sus nervios pero, si lo hiciera durante las próximas semanas pre navideñas, se volvería loca, pero de verdad.

Encontraría en su escaparate azul un Calendario de Adviento tan alto como un niño de ocho años y repleto de joyas: 24 piezas, de plata, oro, diamantes... por un precio de US$116.000. Y una edición súper limitada, a cuatro unidades.

Es la primera vez que la firma de joyería hace un calendario de Adviento y la iniciativa forma parte de su línea navideña “Very, Very, Tiffany”. Entre sus regalos más “verys” se encuentra su brazalete de oro rosa y brillantes valorado en US$19.000 y sus Pendientes Tiffany Victoria en platino con diamantes por US$23.000.

También resulta impresionante la caja en la que se presenta el calendario, tanto por su tamaño, 86,4 centímetros de ancho x 125 cm de alto x 35,6 cm de profundidad (cuando está cerrada) como por su peso: 70,3 kilogramos. Y, por supuesto, por su diseño, obra del artista e ilustrador Pat Vale, que ha reproducido la emblemática tienda de Nueva York y ha pintado su fachada a mano. Es tan espectacular que parece una casita de muñecas y está destinada a ser, por ella misma, un bonito recuerdo para ir rellenando año tras año.
Cada uno de los 24 regalos va envuelto individualmente en una icónica caja azul de Tiffany y alojado en uno de los 24 casilleros con imanes de neodimio integrado para su perfecto cierre. El montaje lo hace personal cualificado de Tiffany en el lugar de entrega.