Kapsimalis Architect fue la empresa responsable del proyecto

Expansión - Madrid

De estilo cubista, repleto de aristas, blanco nuclear y en una de las islas Cícladas más codiciadas del mar Egeo, Santorini. Así es el Saint Hotel, un lujo para disfrutarlo en vivo y en directo y hacerse selfies sin parar o, en su defecto, disfrutarlo a través de Instragram. Santorini es el paraíso griego, que recibe más de 2 millones de turistas al año y este hotel, que comenzó a construirse en 2015, y se abrió en noviembre de 2019, se ha convertido ya, y en tan solo tres meses, en uno de los favoritos de la isla griega y quizás en el más fotografiado.

Ubicado en una de las dos ciudades principales de Santorini, Oia, localidad costera al noroeste de la isla, emerge aferrado a una de las laderas de sus acantilados junto al mar.

Que sus 16 suites estén excavadas en la empinada ladera, se abran a terrazas privadas con piscinas y tumbonas y las vistas sean hacia la bahía volcánica de la isla influye para elegirlo como el hotel de tus sueños y, por qué no, de tus selfies.

Seis de estas habitaciones ocupan además estructuras originales y restauradas y los interiores de todas las habitaciones de Saint Hotel coinciden con los exteriores completamente encalados, con las paredes lisas de las cuevas terminadas en yeso blanco y decoradas con accesorios austeros y minimalistas.

Kapsimalis Architect ha aplicado en el interior el mismo enfoque minimalista. Con el blanco de protagonista en cada superficie y tan solo sutiles toques de oro y verde. Las curvas construidas libremente y los muebles amorfos independientes resaltan y mejoran su plasticidad escultórica.