.
TURISMO Así es la renovada primera clase de la aerolínea Air France
sábado, 1 de julio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

Volar en primera clase es otra vida. Una vida más cara, pero una vida mejor. Esa es una de las verdades indiscutibles del universo del cliente premium, un tipo de viajero exigente pero también muy rentable para las compañías, y que está provocando que las aerolíneas echen el resto para atraerlos hasta las primeras filas de los aviones. Por eso la lista de extras que se anuncian son inacabables.

Está muy bien el agasajo con copa de champagne al llegar, y mantel de hilo y cubiertos metálicos a la hora de sentarse a comer a bordo, pero la Primera Clase es algo más. O mucho más. Es una experiencia global que cubre el total del trayecto de un viajero, desde que sale de su casa, ya sea por ocio o por negocio, y hasta que abandona las instalaciones del aeropuerto de destino. Al menos esto es lo que hay detrás del nuevo servicio de Air France. “Es mucho más que un asiento estupendo. Es un conjunto de experiencias que van desde el momento del booking hasta la llegada al destino”, explicó Véronique Jeanclerc, jefe de Producto de La Première.

Esta “experiencia global” así en abstracto se refleja en decenas de detalles que empiezan, por ejemplo, con el traslado del cliente desde su domicilio hasta el aeropuerto en un Mercedes Clase F siempre y cuando entre su casa y el aeropuerto la distancia no supere los 30 kilómetros.

Desde el mostrador de facturación, business o first class, personal de la aerolínea acompaña al cliente hasta el fast track y de ahí a la sala VIP. Luego volverá para guiarle hasta la puerta del avión. Cuando las puertas se abren en Charles de Gaulle, en París, a pie de finger está Nicolás, nuestro escolta en ese tramo, con quien bajo en un ascensor hasta las pistas. Allí abre la puerta de un Jaguar negro (la flota se compone de Jaguar y Mercedes Viano) y nos lleva hasta La Première, una exclusiva zona que Air France pone para viajeros de primera clase.

Aunque las tarifas finales pueden variar, un billete de ida y vuelta en La Première de Madrid a Tokio (haciendo escala en París) sale a partir de 4.987 euros o US$5.697 (frente a los 2.171 euros de business o los 563 euros de economy). En el caso de Madrid- Nueva York, la diferencia es de 5.298/2.375 euros en business y Madrid-Los Ángeles: 5.454 euros de primera clase frente a los 3.411 de business.

En la puerta de la sala VIP dos empleados de Air France (de los 150 que trabajan en esta estancia) solicitan al viajero el pasaporte y se encargan de pasar los controles de policía. El universo La Première se extiende por 1.000 metros cuadrados, un espacio que ha sido diseñado por el estudio Didier Lefort, y del que disfrutan entre 80 y 120 personas al día, unas 50.000 al año. Pero el punto fuerte de esta sala es el restaurante a la carta de Alain Ducasse. El chef francés, que acumula más de 20 estrellas Michelin en sus locales dirige aquí un restaurante en el que trabajan 30 personas. El menú cambia cuatro veces al año, una con cada temporada. ¿El plato estrella? La pasta con jamón y trufa negra.

Hay también una zona de espaciosas y bien equipadas duchas, y un spa (abierto desde las 7:30 a.m. hasta las 16:30 horas) con varias cabinas gestionado por la firma Biologique Recherche. Todos los pasajeros tienen gratis un tratamiento de 30 minutos que se realiza tras un análisis previo del tipo de piel.

Una hora antes de que salga el vuelo, Shelma se acerca para informar de que ella me acompañará. Salimos de nuevo por las pistas en un Jaguar y tras subir en un ascensor acristalado llegamos al avión, y ahí está la joya de la Corona: la suite de tres metros cuadrados. “Hemos buscado un diseño limpio, que reprodujera la atmósfera francesa, el estilo francés dentro del avión”, me recuerda Jeanclerc.

La nueva suite está instalada en 19 naves que vuelan a San Francisco, Los Ángeles, Nueva York, Houston, Washington, México, Sao Paulo, Pekín, Shanghai, Singapur, Hong Kong, Tokio, Abiyán, Johannesburgo, Libreville, Yaundé y Luanda. Renovar los 76 asientos ha supuesto una inversión de 500.000 euros, cifra que sube hasta los 50 millones si se cuenta el coste de renovar todas las cabinas.

En cada uno de los Boeing 777 300 hay dos pegadas a los laterales, y otras dos en la zona central que pueden unirse como una sola. La privacidad es, como todo a bordo, al gusto del viajero. Gracias a las cortinas, se puede dejar abierto, cerrar de techo a suelo u optar por un término medio. Las cuatro ventanas se controlan eléctricamente. Hay una lámpara y un vacíabolsillos. El televisor Bose de 24 pulgadas ofrece más de 1.000 horas de programación en 12 lenguajes.

El almuerzo, o la cena, vuelve a ser un festival gastronómico dispuesto en una mesa de 61 x 61 cm y capitaneado por el tres estrellas Guy Martin. Y la carta de vinos, también. Las etiquetas se renuevan cada dos meses. Hasta finales de julio, por ejemplo, el champagne será Krug Grande Cuvée. Se calcula que sirven 19.500 botellas al año. A partir de julio, habrá un cóctel, que se renovará, diseñado por Colin Field, chef barman del Ritz de París.

Y cuando llega el momento de echar una cabezada, o de dormir a pierna suelta, ahí está el pijama que ha recibido el premio de la auditora SkyTrax a los mejores accesorios de confort en primera clase. La tripulación convierte la butaca en una cama horizontal, con colchón, sábanas y edredón. Bajo las persianas, cierro las cortinas, y se convierte en una suite privada y muy cómoda.

La suite cuenta con una pantalla táctil de 24 pulgadas de alta definición y control remoto.

Este es un compartimento para guardar objetos personales durante el vuelo.

MÁS DE OCIO

Deportes 09/06/2021 Mastercard Inc decidió retirar de manera temporal sus marcas de la Copa América

En un comunicado enviado a Reuters el miércoles, Mastercard dijo que decidió no "activar" su patrocinio de la Copa América en Brasil

Deportes 12/06/2021 ¿Qué selecciones de la Copa América lideran por el valor logrado con sus jugadores?

Brasil es la única que supera los US$1.000 millones en la cotización, especialmente por el costo de Neymar, el más alto de la Copa

Entretenimiento 09/06/2021 El documental colombiano ‘Del otro lado’ participó en el Festival de Cine de Málaga

La producción relata la historia del secuestro que sufrió la madre del cineasta a manos de un comando de la extinta guerrilla Farc en 2004

MÁS OCIO