.
OCIO Los vestidos de baño más caros, para lucir una fortuna en el mar
viernes, 22 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

María Gabriela Isler, actual Miss Universo, logró gran despliegue recientemente en medios internacionales al asegurar que el vestido de baño de la marca Yamamay que lució durante el certamen era el más caro del mundo, avaluado en US$1 millón.

Lo que no sabía la venezolana de 25 años, era que en 2006 este título ya se lo había ganado el diseño de 150 diamantes de Susan Rosen y la empresa Steinmetz Diamonds, con un valor de US$30 millones. El diminuto bikini que lució la famosa actriz americana Molly Sims, en la portada de la Revista Sports Illustrated, contiene diamantes clasificados por los expertos como los más raros en el mundo. Un lazo de platino que se pegaba a la silueta femenina de Sims era lo único que sostenía todas las piedras preciosas.

Susan parece haber trascendido fronteras con su polémico diseño, ya que un año después de la presentación de su pieza, encontró competencia en Seúl, en donde se lanzó en una exposición de joyas un ostentoso sujetador de oro, valorado en US$1,8 millones.

Ante estos precios, que sin duda cotizan la playa o piscina a la que vaya quien los lleve, cabe preguntarse, ¿qué tan rentable puede ser que una marca le apueste a estos diseños para millonarias? José Santos, gerente general de Onda de Mar, dice que los márgenes son atractivos, sin embargo, el nivel de exigencia económica en la elección de materia prima, mano de obra calificada e inversión en publicidad y mercadeo para un producto en el top del lujo, se convierte en todo un desafío para una empresa.

Para lograr comercializar estas prendas es necesario tener un mercado como el de Hollywood; los diseñadores de renombre y las marcas que han conseguido posicionarse en el mundo, por la novedad y calidad de sus prendas, son las únicas que pueden darse el lujo de producir piezas con precios tan elevados. Eso dice Ingrid Tovar Orjuela , diseñadora de la marca de vestidos de baño Dimaresw.

Es así como los ángeles en la tierra vestidos por Victoria Secret, han tenido más que belleza en sus figuras. Suelen llevar fortunas disfrazadas de ropa interior.

Hace más de 2 años, la marca de lencería femenina de Estados Unidos sacó varios diseños, que además de brillar por su precio, lo hicieron por la variedad de piedras que llevan consigo.

Con US$12,5 millones arranca el ranking multimillonario de la firma estadounidense, con un sujetador de oro blanco que sostiene en la mitad un exagerado Mouawad splendor diamond. Entre sus copas, el sostén tiene 2.900 pequeños diamantes y 22 rubíes.

Tyra Banks lució otro modelo de fantasía de la marca, diseñado por Martin Katz, que costaba US$10 millones. El diminuto diseño fue creado en oro blanco y diamantes.

Y US$6,5 millones costaba otro sostén con más de 3.505 diamantes y 34 rubíes.

Para un target más moderado está la marca Inner Desire, un negocio en línea de Esther Loh y Christina Ho, que ofrecen vestidos de baño en Swarovsky desde US$6.000.

El mercado en Colombia
Ingrid Silva comenta que entre las líneas de lujo en el país están Agua Bendita, Touche y Onda de mar.

José Santos, gerente de esta última firma, asegura que todas las prendas manejadas por ellos son de lujo. Entre las piezas más costosas están los Kaftanes y los vestidos de seda, pues los herrajes utilizados en algunos diseños tienen baños de oro.

En su página oficial, Onda de Mar ofrece vestidos de baño que tienen valores alrededor de US$220.

150 diamantes en el bikini más costoso
Solo un lazo de platino sostenía los 150 diamantes que componían el bikini más caro del mundo, valorado en US$30 millones. Susan Rosen y la firma Steinmetz Diamonds fueron los encargados de darle vida a esta pieza, lucida por la actriz américana Molly Slim para la portada de la Revista Sport Illustrated en 2006. El diminuto diseño causó revuelo en el mundo de la moda, debido a su inalcanzable precio.

Miss Universo se vistió con US$1 millón
Tras ganar el certamen internacional de belleza, la venezolana de 25 años aseguró haber lucido el vestido de baño más caro de la historia. Pese a sus declaraciones, hay marcas como Victoria Secret que manejan líneas de lencería que superan esta suma, impuesta por la firma Yamamay a su prenda blanca. Esta cuenta con más de 900 piedras preciosas entre diamantes, rubíes y oro.

Las opiniones

José Santos
Gerente general de Onda de mar

“Los márgenes que dejan estas prendas parecen atractivos, pero en inversión general representan un verdadero reto”.

Íngrid Tovar Orjuela
Diseñadora de la marca Dimaresw

“Para lograr comercializar estas prendas de altos costos, hay que estar muy posicionado y tener clientela de Hollywood”.

MÁS DE OCIO

Industria 26/07/2021 Tres lugares que ofrecen productos colombianos en los Juegos Olímpicos de Tokio

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 además de ser un encuentro deportivo también son la oportunidad de tener una experiencia multicultural

Deportes 24/07/2021 Conozca el presupuesto multimillonario destinado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Estos juegos son los más caros de la historia por lo invertido en infraestructura, logística y costos adicionales de la postergación del evento

Industria 23/07/2021 Los olímpicos sin fanáticos dejan a los hoteles enfrentando 1 millón de cancelaciones

Los Juegos de Tokio 2020 ya están en marcha sin visitantes después de un año de que fueron suspendidos dada la pandemia

MÁS OCIO