Las imágenes podrían salir de nuevo a la venta durante este año

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El pasado 26 de octubre en Christie’s de Nueva York salieron a la venta pública las fotografías sensuales de Marilyn Monroe en Beverly Hills tomadas por Douglas Kirkland. Además se puso en venta la cámara que utilizó para las fotos, una Hasselblad; el lote llevó por nombre ‘The Exceptional Sale’.

El problema fue que la convocatoria no recibió al perfil de interesados interesado para este tipo de colecciones, hoy en día se conocen como las fotos de la actriz más popular de Estados Unidos que nadie quiso, pero que saldrán a la venta de nuevo.

Kirkland también habló de los por menores y detalles de la noche anterior a la muerte de la diva estadounidense en 1961.

El fotógrafo, que en su momento tenía 27 años, narró que ese día estaba tan nervioso como nunca antes pues le haría fotos a la actriz del momento quien llegó al estudio con dos horas de retraso después de haber celebrado la noche anterior su cumpleaños 35.

El fotógrafo afirmó que “nada más al ver a Marilyn me dio un abrazo y un beso en la mejilla y, sin perder un segundo, enfiló hacia el camerino”, recordó Kirkland.

Para las fotos se utilizó una cama con sábanas de impoluta seda blanca, varios vinilos de Frank Sinatra y un arsenal de botellas de Dom Pérignon.

Las imágenes se publicaron en un número especial de la revista Look (que celebraba por entonces su 25 aniversario), dos de cuyos ejemplares se incluyen también en el lote.

Christie’s espera que en 2020 lleguen interesados en las piezas para tener una nueva subasta, hasta el momento no se hablan de precios por negativos y por las fotos reveladas.