Si bien el transporte público es el medio más usado para desplazarse, es también donde hay mayores riesgos de contagio

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En medio de la pandemia por Covid-19 y la rápida expansión del virus a nivel internacional, se ha prohibido la congregación de personas y los sistemas de transporte público se han convertido en los lugares de mayores focos y riesgos de contagios ya que normalmente transportan grandes cantidades de personas. En el caso de Bogotá, según datos de la Alcaldía, 33% de los viajes diarios que se hace 19% son en Transmilenio, Sitp zonal ocupa 9% y Sitp provisional 5%, por lo que a diario el sistema transporta más de 2,3 millones de personas.

Ante este panorama, y con la necesidad de reactivar la economía, la bicicleta que solo representa el 6,6% del total de los viajes en la capital, se vuelve una de las mejores opciones de transporte, pues sus condiciones de uso dan mayor seguridad en cuanto a las distancias mínimas para protegerse del virus.

“La bicicleta tiene dos usos, deportivo y de transporte; en el segundo ayudaría mucho a evitar la propagación del virus porque gran parte de la fuerza laboral debe transportarse en sistema público y en estos se está más expuesto; además, si se maneja con las distancias requeridas, el riesgo será menor para quienes se transportan”, aseguró Carlos Ballesteros, gerente de Bike House.

Ante el inconveniente de las largas distancias que hay en Bogotá y el tiempo en los trayectos los expertos señalan que por el tráfico no hay gran diferencia. Según la encuesta de movilidad 2019 de la Alcaldía de Bogotá el tiempo promedio de recorrido en bicicleta es de 39 minutos, 13 minutos menos que el tiempo promedio en carro y cinco menos que en Sitp y Transmilenio, lo que indica que si bien se hacen trayectos largos, la diferencia de tiempo no es grande.

LOS CONTRASTES

  • William AlfonsoProfesor de gestión de desarrollo urbano de la U. Rosario

    “En la etapa que sigue todos vamos a ser vectores de transmisión y en eso la bicicleta puede ser un factor importante en cuanto a que disminuye el riesgo más grande que es el de contacto”.

Además, del total de tiempo de un viajen transporte público, gran parte lo suman actividades como esperar y caminar antes o después y es ahí cuando el tiempo total de viaje asciende a 42 minutos en bici, 73 en SITP, y 78 en Transmilenio.

Ballesteros agregó que “así las distancias sean muy largas, en bicicleta se puede ahorrar hasta 30% o 40% de tiempo. Entonces esta es una opción de movilidad importante”.

De igual forma, afirmó que como gremio están trabajando y hablando con funcionarios del Gobierno para que les permitan abrir las puertas de sus comercios para venta y reparación en medio de la crisis, debido al papel importante de la bicicleta.

Las peticiones de empresas al Gobierno

Teniendo en cuenta la tesis, de que inclusive cuando finalice el ciclo de cuarentena, habrá un alto riesgo de contagio, las empresas de bicicletas señalan que se debería apoyar el uso de este medio y permitir a los comercios y lugares de reparación la apertura. Por eso la petición de varias empresas es que les permitan abrir en este tiempo, así sea con horarios especiales, tanto para venta como reparación. La idea sería seguir disminuyendo las congregaciones en lugares masivos que son las que más generan riesgos en esta época.