Esta versión de los premios no solo reconoció la labor de los 50 mejores restaurantes sino que homenajeo la cocina latinomericana

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

Este año, los Latin America’s 50 Best se celebraron de manera virtual, sin embargo, no se quiso dejar pasar la ocasión ya que se quería celebrar el espíritu de resiliencia de los locales de la región, que fueron el sector más golpeado en medio de la pandemia.

Es por esta situación también se incluyó una nueva categoría llamada El Espíritu de América Latina, en el que se destacan restaurantes locales de más de 40 ciudades, que no solo resaltan por sus sabores, sino por el apoyo a las comunidades en las que operan.

La idea es recuperar esa esencia de la lista, creada por primera vez en 2013 y que siempre ha buscado promover la excelencia y la diversidad de los restaurantes en la región como los únicos premios votados por más de 250 expertos locales, entre chefs, críticos, escritores gastronómicos y gourmets de 21 países.

Durante la ceremonia de premiación destacaron cuatro restaurantes colombianos dentro de la lista de los 50 mejores de la región. En el penúltimo puesto e ingresando por primera vez a este listado se ubicó Celele, un restaurante de propuesta gastronómica caribeña ubicado en la ciudad de Cartagena. Al puesto número 27 llegó Leo, que aunque bajo su rendimiento respecto al año 2019 cuando ocupo el octavo puesto de la lista, aún se mantiene vigente como uno de los mejores de la región. En el puesto 25 Harry Sansson y más cerca de los primero cinco, en el puesto 7 El Chato, que además se coronó como el mejor restaurante de Colombia 2020.

“Al salir de los bloqueos y cierres, 50 Best cree que tiene un papel fundamental que desempeñar para apoyar al sector y alentar a los comensales a regresar de manera segura a los negocios de la hospitalidad que forman una parte esencial del tejido de la sociedad”, explicaron.
Hablar de gastronomía implica emprender un viaje no solo por los nombres más reconocidos de la escena gastronómica mundial, sino detenerse sobre la cultura y la mística que rodean cada plato, que como una pieza de arte, es construido para deleitar el paladar de quien se arriesga a probar el mundo de los sabores.

En El Espíritu de América Latina se compilaron entonces restaurantes de 43 ciudades y 17 países que le han apostado a la cocina autóctona como forma de supervivencia en medio de la crisis que representó 2020.

Perú, México, Argentina, Chile, Colombia y Brasil son algunos de los países que destacan en este listado con propuestas gastronómicas innovadoras que reúnen lo mejor de los elementos tradicionales, que de acuerdo con William Drew, director de Contenidos de Latin America’s 50 Best Restaurants “no solo celebra a los que han aportado algo diferente al sector gastronómico de cada país, sino a aquellos que han brindado algo más a las comunidades locales. Es una representación de las tradiciones más arraigadas y sinceras de cada lugar”.

Y es que, sin duda, la cocina latinoamericana es la traducción de la sinceridad plasmada en cada plato. Son los sabores, de la tierra, de la comunidad, de la abuela, de lo que crece en las montañas y se recoge en los Valles; esto combinado con la técnica y experticia de algunos de los mejores chefs del mundo, que han escogido por hogar algún rincón latino.

Entre los restaurantes más notorios están Chifa Titi en Lima, Perú y El Jarocho en la Ciudad de México, así como restaurantes pioneros que redescubren y enaltecen las gastronomías indígenas, tales como Sikwa en San José, Costa Rica; Pakuri en Asunción, Paraguay; Café San Juan en Buenos Aires, Argentina y Mãos de Maria en São Paulo, Brasil.

En Colombia, se rescata lo sabores de Elvira Cocina Local, en Barichara, Santander; Chichería Demente y La Plaza de la Perseverancia en Bogotá. Mestizo Cocina de Origen en Mesitas del Colegio y la Vereda Cocina de Origen en Pasto, Nariño.

Como es costumbre cada año, los mejores chefs de la región se reunieron para celebrar la fiesta de la gastronomía latinoamericana en torno a la ceremonia de los America Latina’s 50 Best Restaurants, que este año de manera virtual, se celebró en el icónico restaurante capitalino Harry Sasson en Bogotá.

Este evento no solo fue el escenario perfecto para hablar de gastronomía, sino que en el se reconoció el trabajo de los mejores chefs y restaurantes en lo corrido del año.

En la ceremonia se entregaron los galardones a mejor restaurante del año que fue para Don Julio, en Buenos Aires Argentina, mejor cocinera del año que se lo llevó la argentina Narda Lopes, premio al mejor chef pastelero de América latina que este año fue para la chef Sofia Cortina de México, premio ícono American Express para Janaina Rueda de Brasil, premio al escalador más alto para Myta de Perú, y finalmente el premio al restaurante más sostenible del año que se lo llevó Pujol.

Sin lugar dudas tanto ‘El Espíritu de America Latina’ y los America Latina’s 50 Best Restaurants han logrado perpetuar el legado de la cocina tradicional latina.

Leo Espinosa, como inspiración

Con un fuerte sentido de responsabilidad social y una actitud humilde, Leonor Espinosa se ha convertido en un referente para sus pares en América Latina. Es por eso que fue reconocida con el Estrella Damm Chefs ‘Choice Award 2020, el único galardón que votaron los chefs en la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina. Este premio es solo un inicio para la chef este año que viene, en el que se prepara para trasladar a Leo “para lo que seguramente será otro capítulo inspirador de su vida y carrera, mientras sigue creando identidad cultural a través de sus platos y el recorrido gastronómico que realiza por Colombia”, dijeron.