.
GASTRONOMÍA

El vino tinto borgoñón la Romanée Conti, uno de los veinte licores más costosos

jueves, 1 de septiembre de 2022

Los períodos históricos en los que los distintos vinos alcanzaron estas cotizaciones también difieren bastante, de modo que el orden del ranking también puede ponerse en tela de juicio

Expansión - Madrid

Una legendaria añada del tinto borgoñón la Romanée Conti encabeza el Top 20 de los vinos más cotizados el viñedo global, en la que caben cosechas legendarias, marcas de prestigio mundial e incluso alguna botella que no pudo llegar descorcharse.

Establecer un ranking de los vinos más caros del mundo es una tarea tan compleja como evidentemente rebatible, ya que siempre puede aparecer algún lector que asegure hacer visto una botella que se subaste por un precio más elevado que las que mencionamos (cuando no un viticultor engreído que haya decidido sin mayores argumentos vender sus vinos al mismo precio que la Romanée Conti).

En cualquier caso, todos los vinos que reseñamos en este artículo han alcanzado esta cotización por razones de peso: incontestable calidad, prestigio de la marca, excepcionalidad de la marca y -qué remedio- escasez en la producción. Los períodos históricos en los que los distintos vinos alcanzaron estas cotizaciones también difieren bastante, de modo que el orden del ranking también puede ponerse en tela de juicio. Pero valga este Top 20 para analizar el universo de los vinos mejor cotizados del viñedo global.

1- Romanée Conti 1945 - US$558.000

En una célebre subasta que tuvo lugar en Sotheby's en Nueva York, en 2018, se vendieron en apenas unos minutos dos botellas de vino por más de US$1 millón. Ambas llevaban la etiqueta del celebre domaine de la Romanée Conti y eran de la añada 1945, coincidiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial y la última antes de la replantación de la mítica viña borgoñona, de poco más de una hectárea, en Vosne-Romanée. Ambas procedían de la colección personal del négociant Robert Drouhin. La primera botella se vendió por un precio récord de US$558.000, un precio final 17 veces superior a la estimación inicial de US$32.000 de la casa de subastas. Unos minutos después, otra botella de Romané-Conti de 1945 fue vendida por US$496.000, en la misma sesión.

Screaming Eagle Cabernet Sauvignon 1992 - US$500.000

En una subasta benéfica llevada a cabo en el año 2000, este tinto californiano alcanzó la cifra récord de US$500.000, superando la cotización de cualquier histórico châteaux bordelés.

Château Mouton-Rothschild 1945 Jeroboam - US$310.000

Bendecido con 100 puntos Parker, procede de una de las mejores añadas que recuerdan en Burdeos en los últimos cien años. Por otra parte, la etiqueta señala que en este millesimé se celebra la victoria de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. El precio está justificado porque además la botella es en formato Jeroboam, de tres litros (equivalente a 2 magnums). En formato de 75 cl, este mismo vino de la misma añada, se puede comprar en España por 11,500 euros (US$11.532)

Cheval Blanc Imperial 1947 - US$305.000

En el año 2010, en la sala de subastas Christie's de la ciudad suiza de Ginebra, un comprador anónimo se hizo con una botella en formato Imperial (seis litros) de Cheval Blanc 1947, presentado como "el mejor vino de Burdeos jamás elaborado" por un importe próximo a los 225.000 euros(US$225.626), que en ese momento representaban unos US$305.000. Todo un hito para el tinto de Saint-Emilion, que en 2012 alcanzó la categoría de Premier Grand Cru Classe (A).

Charles Heidsieck Shipwrecked 1907 - US$275.000

Nicolás II, último zar de Rusia y buen aficionado al champagne, encargó en 1916 una partida de este excelente champagne a la maison Charles Heidsieck. Pero el cargamento nunca llegó a destino, ya que el barco que lo transportaba fue hundido por un submarino alemán en el transcurso de la Primera Guerra Mundial, siendo encontrados sus restos, incluida una botella de la partida, en el año 1997. En una posterior subasta, la botella de este singular champagne -sobreviviente del naufragio- fue vendida por por US$275.000.

Château Lafite 1869 - US$230.000

Para sorpresa de sus subastadores, que lo sacaron a la venta en Hong Kong, esperando alcanzar cerca de US$8.000 por una botella tan antigua, el Lafite 1869 se convirtió contra todo pronóstico en uno de los vinos más caros del mundo, vendiéndose en US$230.000 gracias a la oferta de un comprador anónimo.

Château Margaux 1787 - US$225.000

El vino más caro de la historia jamás vendido es también el que nunca llegó a probarse, por culpa de un camarero manazas del restaurante Four Seasons de Nueva York que, durante una cena que tuvo lugar en 1989, tuvo la mala suerte de dar al traste con la famosa botella de la cosecha de 1787. Según William Sokolin, el propietario de la misma, el millesimé que dio de bruces con el suelo -que según cuentan los expertos, procedía de la colección del presidente estadounidense Thomas Jefferson-, debía valorarse en US$500.000, pero el seguro abonó por ella US$225.000, que tampoco es calderilla. Nadie se preguntó si tendría corcho o estaba bien el vino.

Penfolds Block 42 2004 - US$168.000

Entre tanto insigne château bordelés, encontrar en los primeros puestos de este ranking un vino australiano llama cuanto menos la atención. Aunque estemos hablando de un portentoso Penfolds. Pero es que, además, se trata de tinto relativamente joven, ¡al menos es de este mileno! Aunque de una edición muy especial: porque el Block 42 de la añada 2004, elaborado en base a cabernet sauvignon del valle de Barossa, está embotellado en una singularísima botella creada por el artista Nick Mount, con cristal soplado a mano por el artesano Ray Laerke. Una maravilla de la cual la bodega solo pone a la venta 12 botellas ¡cada década! De allí también su elevada cotización.

Château Lafite 1787 - US$156.450

Ya se sabe que el célebre château de Pauillac, Burdeos, propiedad de la familia Rothschild, elabora uno de los mejores tintos del mundo. Pero esto no lo situaría entre los vinos más caros del mundo -y menos tratándose de una añada tan antigua: ¡vaya uno a saber cómo se encuentra el líquido en su interior!-, sino fuera porque por las iniciales grabadas en la botella -Th.J.- se intuye que la misma perteneció a la colección privada del tercer presidente de los Estados Unidos de América, Thomas Jefferson, además del principal autor de la Declaración de Independencia de ese país. Y gran amante del vino, entre otras cosas.

Henri Jayer Vosne-Romanée Cros Parantoux 1999 - US$136.955

¡Por fin otro vino borgoñón en la lista! Aunque la cotización engañe, porque el afortunado winelover que se hizo con el Cros Parantoux 1999 de Henri Jayer en una subasta en Christie's de Hong Kong no pagó los US$136.955 por una botella, sino por una caja de 12 botellas de este maravilloso Vosne Romanée. Casi un chollo.

Cheval Blanc 1947 - US$135.125

El mismo delicioso tinto de Saint Émilion, de la misma fabulosa añada, que aparece en el puesto 3 de este ranking... pero en un formato mucho más de andar por casa. Si aquel era Imperial (6 litros) este es apenas 0,75 cl. Pero considerando que se trata de la mejor añada que de Cheval Blanc, de la cual solo se produjeron 110.000 botellas en este formato, el precio pagado en 2006 es, cuanto menos, justificado (o habría que probar el vino para saberlo, al menos... pero la fama corresponde al precio en todo caso).

Château d'Yquem 1811 - US$117.000

El primer vino blanco que parece en este listado es dulce y está elaborado con uvas afectadas por botrytis -la famosa "podredumbre noble"-, pero al menos ¡no es un tinto! Tiene la nobleza de los grandes vinos de Sauternes y el sello de su mejor elaborador: Château d'Yquem, en una añada mítica, que se corresponde con la leyenda de unos vinos que, con su componente de alto contenido en azúcar y acidez, se corresponde con su capacidad para madurar casi eternamente. Esta botella fue vendida por Antique Wine Company a Christian Vanneque, un experto en vinos de renombre mundial.

Penfolds Grange Hermitage 1951 - US$38.000

Un tesoro lamentablemente escaso -hay contabilizadas tan solo 20 botellas de este vino, en esta añada-, el Grange Hermitage de Penfolds es un portentoso shiraz de las Antípodas ensamblado con cabernet sauvignon, con una estructura y expresión frutal capaz de soportar medio siglo en la botella sin alterar su esencia.

Romanée Conti 1990 - US$21.200

Otra vez la Romanée Conti, lo que no es de extrañar, puesto que se trata probablemente del vino más excelso y deseado del mundo. En este caso, el precio corresponde al importe abonado en una subasta en el año 2012. Nunca será suficiente si nos atentemos a la selección de la revista especializada Decanter, "Los 100 vinos que hay que probar antes de morir": entre los diez primeros, tres son los mismo domaine de la Romanée Conti.

Domaine Leroy Musigny Grand Cru 2012 - US$14.450

El Domaine Leroy apenas posee 0,27 hectáreas en el famoso viñedo de Musigny, pero este terruño siempre ha ocupado un lugar de privilegio en el corazón de la familia: el día en el que nació Lalou Bize-Leroy, su padre puso una gota de Musigny 1929 en sus labios. Hoy, El Musigny de Leroy es uno de los mejores borgoñas, como demuestra el puesto en este ranking.

Egon Müller Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese - US$13.615

El viñedo Scharzhofberg está situado en Mosela, una de las regiones vinícolas más reconocidas del mundo, aunque también más singulares, por su clima extremo por su situación tan septentrional. Allí, la familia de Egon Müller ha venido cultivando esta finca de riesling desde el año 1797, fermentando el vino en barricas de roble viejo para obtener uno de los blancos más aclamados del mundo.

Domaine Georges & Christophe Roumier Musigny Grand Cru 1990 - US$11.720

Otro vino del magnífico Grand Cru de Musigny y de la añada 1990, excepcionalmente cálida, lo que permitió vendimiar unos racimos de pinot noir con granos más concentrados, de pieles más gruesas, con sabor y tanino. El domaine de los Roumier solo produce 380 botellas al año, lo que dispara la cotización de sus vinos en las grandes cosechas.

Domaine Leroy Chambertin Grand Cru 1990 - US$7.447

El Domaine Leroy también destaca en el viñedo de Chambertin, el que fuera uno de los favoritos el mismísimo Napoleón Bonaparte, por ofrecer un pinot noir de mayor estructura y cuerpo que los de su entorno. La añada 1990 es tan excelsa que supera en cotización a algunas míticas, como la de 1949.

Domaine Leroy Richebourg Grand Cru 1949 - US$5.921

Otra de las joyas de la familia Leroy, de un Grand Cru prodigioso que apenas produce para este domaine unas 700 botellas al año, pero de un pinot noir tan elegante y longevo que puede madurar perfectamente más de 70 años preservando su encanto y nobleza. De allí su alta cotización.

Screaming Eagle Sauvignon Blanc 2015 - US$5.850

Cierra el Top 20 de los vinos más caros del mundo este sauvignon blanc procedente del viñedo californiano de Oakville, sin duda alguna el vino más con una cotización más elevada elaborado con esta variedad.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OCIO

Deporte 06/10/2022 Leo Messi confirma que el Mundial de Qatar será el último de su carrera deportiva

Con el seleccionado argentino, la "Pulga" jugó 19 partidos mundialistas y la mejor ubicación fue el segundo puesto en Brasil 2014

Automotor 04/10/2022 Carros icónicos de la gran pantalla como 'Herbie' que ruedan en las calles del país

Entre los modelos destacan el escarabajo de Volkswagen que protagonizó ‘Herbie’ el éxito de Disney y el Chevrolet Camaro de la saga de Transformers

Tecnología 04/10/2022 PlayStation 5 sufre un 'jailbreak' que permitía el instalación de software sin licencia

Se denomina 'jailbreak' al proceso que permite a los ciberdelincuentes esquivar las limitaciones y restricciones impuestas por los fabricantes de tecnología y acceder al control completo del sistema

MÁS OCIO