Busca promover nuevas experiencias gastronómicas con la comida cartagenera a través del maridaje con vinos de varios orígenes

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Cuando de maridar comidas se trata, nada mejor que recurrir a los expertos, más cuando de comidas colombianas hablamos, ya que estas suelen tener combinaciones difíciles de mezclar para los que no son expertos en vinos.

Es por esto que el restaurante Candé, en el centro histórico de Cartagena, entregó algunos consejos para que la experiencia gastronómica en casa se sienta como en su restaurante, en donde el Wine & Spirits Director, Oscar Santos, se ha encargado de experimentar con sabores y colores para combinar los platos insignia de la mesa cartagenera.

Empezando señaló que la mejor manera de acompañar una tradicional arepa de huevo, que se ha vuelto popular en los brunch locales, es con un vino espumante o champagne. “Las notas frescas y cítricas de estos vinos, que en algunos casos son minerales, refrescan y realzan los sabores y el burbujeo se integra a las frituras”, explicó.

En el caso del famoso mote de queso, recomendó acompañarlo por un vino rosado de Cabernet Sauvignon, “que ofrece un maridaje para los sabores del queso y ñame, aportando equilibrio y una sensación refrescante a las notas salinas”.

Para el higadete, aconsejo un Chardonnay con Barrica, porque dará equilibrio y aportará un carácter fresco que respete la personalidad del plato. Además, contrasta los sabores grasos del hígado.

Cuarto, la cazuela, al ser de pescado recomienda un Sauvignon Blanc, con notas frescas y cítricas, que levantan las notas minerales y marinas.

Finalmente, para la conocida posta cartagenera, aconsejó un Malbec Reserva, porque “los taninos medios se entrelazan con las notas dulces de la posta”.