Cada año se publica la lista de “Los mejores restaurantes” que operan en el mundo. Por América Latina, fueron pocos los lugares que resaltaron en la clasificación

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Pese a la pandemia y todas las dificultades que ha enfrentado el restaurante dirigido por el chef Álvaro Clavijo en Bogotá, El Chato es hoy reconocido como el quinto mejor del mundo según la lista de Food & Wine.

Besha Rodell es la crítica encargada de hacer el recorrido por los cinco continentes, para conocer e identificar cual de todos los restaurantes capta mejor la gastronomía de su origen.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro Clavijo Chef y fundador de El Chato

    “Creo que este tipo de reconocimientos demuestran a mi equipo y a quienes estamos en El Chato que las cosas se pueden hacer muy bien con preparación”.

Sin embargo, este año, por la pandemia, tuvo que regresar cuando apenas había visitado Australia, Nueva Zelanda, América Latina, el Caribe, y estaba por empezar su recorrido en Norte América cuando tuvo que finalizar su ruta.

Pese a esto, los organizadores de la lista afirman que precisamente debido a la crisis, es mucho más importante resaltar a aquellos que dentro de la industria del turismo, incluido los restaurantes, aún siguen poniendo en alto el nombre de sus países con su trabajo de calidad.

“Con la industria hotelera mundial en crisis , parecía más importante que nunca reconocer a los chefs y restauradores que realizan un trabajo increíble en todo el mundo. Cuando los viajes internacionales vuelvan a la normalidad, reanudaremos la búsqueda de lugares en todo el mundo y revelaremos la lista completa de ganadores”, afirmaron los organizadores.

En los primeros lugares quedaron Momofuku Seiōbo en Sídney, Australia, una cocina dirigida por el chef Paul Carmichael, originario de Barbados; Pasture en Auckland, Nueva Zelanda; el Fleet en Australia; el cuarto puesto Lasai ubicado en Río de Janeiro, Brasil; y el quinto, que entre otras cosas es de los pocos latinos, El Chato.

Respecto al tema, Álvaro Clavijo afirmó que “esto nos llega en un gran momento, entendiendo que estamos cerrados pero es un reconocimiento muy importante para nosotros. Es un premio a la constancia que tenemos, a la consistencia y a todo el trabajo que teníamos desde antes de cerrar el restaurantes”.

Agregó que si bien siempre se preparó para volver a Colombia y emprender, nunca imaginó estar entre las mejores cocinas del mundo pues su receta siempre ha sido cocinar lo que lo hace feliz de la mejor manera.

Mientras más de 20.000 restaurantes han tenido que cerrar, El Chato se niega a hacerlo con sus clases de cocina online, de coctelería, y domicilios.