viernes, 28 de diciembre de 2018

El Barcelona es el líder de la tabla, pero el Atlético Madrid es el más beneficiado.

Expansión - Madrid

Los clubes de LaLiga elevan 8,5% sus ingresos por televisión. La facturación total asciende a 1.506 millones de euros (US$1.717 millones). El Barça lidera la tabla, que reduce la brecha entre equipos.

Objetivo conseguido. Las cifras del nuevo sistema de reparto de los ingresos por televisión de LaLiga -regulado en el RD Ley 5/2015- muestra que la comercialización de los derechos audiovisuales del fútbol logra lo que perseguía: más recaudación y distribución para los equipos, acogidos desde 2015 a la venta conjunta de unos derechos que antes se comercializaban de forma individual.

Por parte de la recaudación, el reparto de los ingresos en la pasada temporada, al que ha tenido acceso Expansión, muestra que los clubes de LaLiga ingresaron en total 1.506,4 millones de euros (US$1.717 millones) en la temporada 2017-2018, 8,5% por encima de los 1.387,5 millones de euros (US$1.581 millones) de la campaña anterior. De esa cantidad, 1.326 millones de euros (US$1.511 millones) corresponden a LaLiga Santander y el resto, a LaLiga 1|2|3, con incrementos del 6,3%, y del 28,5%, respectivamente.

Brecha
Respecto a la distribución, los datos muestran que la ratio entre el club que más cobra y el que menos en LaLiga Santander es ahora del 3,5. Se trata de un mínimo histórico que, como comparación, queda lejos de la ratio del 6,5 de hace un lustro. El líder sigue siendo el Barça, con 154 millones (US$175,6 millones) gracias a la televisión, pero más cerca ahora de los farolillos rojos: Leganés y Girona, con 43,3 millones (US$49,3 millones).

El dato azulgrana le supone una ventaja respecto al Real Madrid, con 148 millones de euros (US$168 millones), lo que le sitúa como el segundo club con mayores ingresos. El tercero es el Atlético, cuyos 110 millones (US$125,4 millones) le colocan como el más beneficiado este año por el nuevo reparto, pues registra el mayor repunte de LaLiga Santander: se trata de un incremento de 11,4 millones (US$13 millones), tres millones (US$3,4 millones) por encima del Sevilla, el siguiente club en el ránking de mayores subidas, que en el pasada temporada superó al Athletic.

En LaLiga 123, el líder por ingresos es el Granada con 22,9 millones (US$26,1 millones), seguido del Sporting de Gijón con 19,3 millones (US$22 millones), ambos descendidos en la pasada temporada. Se trata de 3,7 veces más que el último del ránking, el Lorca, que recibe 5,2 millones de euros (US$5,9 millones), reduciendo así también la brecha gracias al decreto. En este sentido, la ley hace un esfuerzo especial en las ayudas al descenso, para que los clubes afectados puedan adaptar sus estructuras al cambio de categoría. De hecho, sin esa ayuda, la ratio entre el que más y el que menos cobra en Segunda División queda por debajo del 1,5.

Son datos que reflejan lo que el CSD llegó a calificar como "la mejor reforma del fútbol en su historia". Aunque siempre con su contraprestación. El reparto audiovisual se basa en importes brutos, pues a cada cifra hay que restarle el 7% por obligaciones derivadas del reparto, como la de entregar un 3,5% de los ingresos a LaLiga para un fondo de compensación para equipos que desciendan.

Además, los clubes destinan un 1% a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para el fútbol aficionado y un porcentaje similar al CSD para otros deportes y deportistas de elite.