.
OCIO Bogotá Auctions abre sus puertas con Obregón, Rodas y Villegas
martes, 18 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

La capital de Colombia ya contaba con una red de museos y galerías, pero le faltaba su casa de subastas para seguirles los pasos a epicentros del arte mundial, como Londres y Nueva York. Hasta hoy, cuando abra sus puertas Bogotá Auctions en el Museo del Chicó.

Para conocer la estrategia del proyecto, cómo impactará la industria del arte local y cuál será su rol en la economía nacional, LR habló con Benjamín Creutzfeldt, uno de los cinco socios (los otros inversionistas son José Darío Gutiérrez, Camilo Chico, Timothée de Saint Albin y Pilar Cabrera). Será además el “martillo” oficial del evento inaugural, hoy a las 8 pm.

Creutzfeldt, de nacionalidad inglesa y alemana, es sinólogo con maestría en historia de artes de Asia en Soas, Universidad de Londres; autor y editor de varios artículos, libros, y catálogos de arte. También es conferencista de arte contemporáneo en Bogotá, Boston, Beijing, Londres y Berlín. Trabajó durante cinco años como subastador en reconocidas casas de subastas, como Christie’s, de Londres, y participó en ventas en King Street, South Kensington, Hong Kong, Nueva York, Stuttgart y el castillo Schloss Herblingen, en Suiza. Actualmente es profesor del Cesa en Bogotá y gerente de la empresa Keramis.

El experto no quiso hablar sobre la inversión requerida por Bogotá Auctions, pero en la Cámara de Comercio de Bogotá registra un inicial de $50 millones.

¿Cómo le aportará a la industria del arte plástico en Colombia la apertura de la primera casa de subastas?
Bogotá Auctions hará más fluido el mercado del arte en el país. Una casa de subastas facilita la compra y venta de obras de arte y diversos objetos de colección. Lo más importante es que todo el proceso comercial se da de una forma pública y según las reglas establecidas.

¿Cómo le aportará a la economía del país una casa de subastas?
Es difícil cuantificar el valor del mercado de arte y antigüedades de Colombia, pero una casa de subastas acelera y aumenta los flujos económicos en el mercado de la industria de manera muy significativa. El proyecto llegó en un buen momento por que los analistas de Art Tactic (firma londinense de investigación de mercados) reportaron el año pasado que las tendencias en ventas de arte moderno y contemporáneo por subasta eran positivas en todas las regiones del mundo, excepto en América Latina. Al mismo tiempo, la tendencia de confianza es de 24% (entre los más altos del mundo). Este análisis es entendible si consideramos el caso colombiano, donde no existe una plataforma abierta y pública para el mercado del arte.

Creo que el valor más importante de una casa de subastas está en que contribuye a la visibilidad del mercado de arte local.

Hablando de economía y movimiento de mercados ¿A quién o a quiénes beneficia una Casa de Subastas?
Es de beneficio para todos los actores en el mercado de arte y antigüedades y se extiende más allá. En primer lugar porque facilita y acelera los movimientos del mercado. Si un inversionista quiere liquidar sus bienes de colección lo puede hacer rápidamente, respondiendo a los valores cambiantes del mercado nacional e internacional. Lo mismo pasará con una familia que ha heredado una colección con la cual no tiene gran lazo afectivo y prefiere venderla. O los coleccionistas que quieren vender objetos que ya no les interesan tanto y prefieren comprar nuevas piezas. También hay galeristas que quieren mover piezas para las cuales no han encontrado compradores en años.

La casa de subastas es un ventanal amplio para un público grande y por eso es atractivo.

Dado este tipo de movimiento, naturalmente es un gran beneficio para la economía en general, porque es una alternativa de inversión, tiene visibilidad internacional, y regulará de manera espontánea los precios del mercado.

¿Está Bogotá preparada para una casa de subastas?
Sólo se sabrá haciendo el intento. En Inglaterra las subastas tienen una historia de más de 250 años y siguen siendo los referentes principales para el mercado y comercio del arte y de antigüedades. Sirven además como termómetros de este mercado y para la economía en general. En la República Popular China se abrieron las primeras casas de subasta a finales de los años 1990 y en la medida que el arte emergió como un destino de inversiones privadas e institucionales, las casas de subasta reflejaron el crecimiento de la economía de ese país. En América Latina, economías tan diversas como las de México y Venezuela cuentan con casas de subasta, así que no dudo que Bogotá y Colombia estén preparados para aprender y entregarse a esta actividad.

¿Cuál es el público de una casa de subastas? Y ¿si hay en Colombia público para estos eventos?
El público de una casa de subastas es tan diverso como su sociedad. Naturalmente, como pasa con las estrellas de cine o los multimillonarios, los medios se enfocan en los destacados, los “outliers”, pero para que funcione el negocio, tienen que participar todo tipo de compradores. Así como pasa en otros países del mundo, donde están coleccionistas conocedores y principiantes; galeristas que saben de arte y jugadores que saben apostar. Personas con buen gusto y poca plata al lado de gente rica, estudiantes de arte y diseñadores que buscan una obra grande para un proyecto.

En Colombia sí hay público para las subastas, pero aún no conocen muy bien las reglas del juego.

¿Cuánto se ha invertido en Bogotá Auctions?
Lo que se puede resaltar es que los cinco socios fundadores, que conforman el equipo de trabajo, son los únicos inversionistas.

Cada uno de los fundadores está comprometido con la empresa y han contribuido tanto capital económico como social e intelectual. Nuestro interés no es montar una venta o dos, sino crear una empresa que ofrezca el servicio de intermediario central en el mercado de arte local, que da confianza y que estará acompañando a los vendedores y compradores en los próximos cinco, diez y veinte años, hasta formar parte central del crecimiento del comercio de la industria y de las artes decorativas en el país.

¿Qué tan rentable puede resultar este negocio de las subastas en Colombia y cómo funciona?
Una casa de subastas cobra un porcentaje del precio de martillo al vendedor de la pieza (comisión), y otro porcentaje al comprador (premium).
La comisión es confidencial y puede variar, mientras el premium es público y se agrega al precio de martillo. Si una obra no se vende, la casa de subastas no gana nada.

Las subastas crecen con el mercado en el cual funcionan. El reto más importante de Bogotá Auctions es hacer entender las reglas (particularmente las del premium) y construir confianza en nuestra empresa y los objetos que ofrecemos en representación de nuestros vendedores.
Sabemos que las primeras subastas nos serán muy rentables, aún si son exitosas.

¿Cuántas subastas organizarán por año?
Tenemos previsto organizar entre cuatro y seis subastas en 2014; y unas 10 en 2015. Todo dependerá de los objetos y las colecciones que nos lleguen en los próximos meses.

Por ahora van a empezar en el Museo el Chicó ¿Cuándo estarán en su propio espacio? ¿Cuáles son los lugares tentativos donde se ubicarán?
Ahora mismo consideramos que el Museo del Chicó ofrece las ventajas de espacio y ubicación en la ciudad para montar tanto las exposiciones como las ventas. Estos mismos aspectos, serán determinantes cuando definimos una sede propia, que vendrá cuando tengamos un buen ritmo de ventas.

En Hong Kong por ejemplo se concentran las ventas importantes solo en dos o tres semanas al año, razón por la cual las casas grandes como Sotheby’s y Christie’s solo mantienen oficinas y bodegas; y alquilan espacios en hoteles para llevar a cabo las subastas.

La primera casa se abre en Bogotá ¿Pero están pensando en expandir el proyecto a otros lugares reconocidos como capitales de arte en el país como Cartagena?
Bogotá es un centro importante para la economía y el mercado de artes y antigüedades en Colombia. Claramente no es el único, así que lo más probable es que tengamos en el futuro, representantes en otras ciudades.

Si se ofrece para la venta una colección de gran importancia local, como el contenido de una casa histórica, podemos pensar en organizar subastas fuera de Bogotá.

¿Cómo se escogerán las obras que se subastarán, cuando se trata de artes plásticas y cómo las piezas de otro tipo de subastas?
La selección de las piezas para cada subasta está en manos del experto encargado y su equipo. En primer lugar, las piezas para vender las ofrecen personas de todo el país, pueden ser piezas heredadas o compradas hace un tiempo, cuyo valor ha aumentado.

¿Qué obras o piezas serán subastadas en la primera sección de Bogotá Auctions?
En la primera subasta se subastarán oleos sobre lienzo y acuarelas, grabados y fotografías, esculturas de piedra y metal, múltiples expresiones artísticas de la época moderna y contemporánea en Colombia y otros países de la región.

En futuras subastas pensamos incluir muebles y objetos decorativos, carros antiguos, joyas, relojes, cerámicas y demás.

¿Cómo ve el arte en general en Colombia?
Existe una fuerte tradición y enorme creatividad en las artes y las artesanías en Colombia, pero no son lo suficientemente conocidas ni en el país, ni por fuera de el. Son pocos los visitantes que van al Museo de Arte Moderno o al Museo Botero, y esto se debe a la falta de educación y conocimiento, que impide apreciar este tipo de obras.

En cuanto a la educación, las subastas juegan un papel muy importante. Obras de importantes artistas colombianos (a excepción de Fernando Botero) se venden muy mal en Norteamérica, porque los nombres de los artistas no son muy conocidos internacionalmente.

Importar bienes de valor a Colombia, incluso si son de origen nacional, representa un gasto importante en impuestos, así que el país limita el flujo de su propio patrimonio nacional. Bogotá Auctions pretende ser un catalizador del mercado del arte y queremos aumentar la fluidez del mismo.

¿Cómo ve el negocio de las antigüedades en Colombia?
Hay galeristas de gran conocimiento en antigüedades, son por lo general grandes coleccionistas, pero lamentablemente hay muy pocos en el país y por eso se dificulta tanto la venta de las piezas con ese corte.

Una casa de subastas tiene más alcance que una tienda o incluso una feria. Como es el caso en Londres y Nueva York, esperamos crear una relación simbiótica con los galeristas en el país.

¿Qué invitados reconocidos en la industria los acompañarán en la inauguración?
Hemos hecho una amplia convocatoria entre coleccionistas, galeristas, interesados en el arte, empresarios, grandes industriales, bancos, aficionados y público en general, también a través de medios a nivel nacional e internacional. Quienes estén interesados en participar pueden hacerlo de forma presencial o si prefieren, a través de representantes, por teléfono, o con ofertas escritas. Veremos quiénes se presentan hoy.

¿Qué significa que Bogotá Auctions es para Colombia y para el mundo?
Significa que Bogotá Auctions es una plataforma de compra y venta que encaja con mercados a nivel internacional, ayudando a definir precios de objetos y determinar el valor del mercado. Le da mayor visibilidad al mercado colombiano en el sector de arte y antigüedades, y por ende le da mayor confianza al inversionista o coleccionista extranjero.

¿Cuáles serán los artistas más caros que estarán en la primera subasta?
Los artistas más caros son Alejandro Obregón, Armando Villegas, y Juan Antonio Rodas. Sus obras rodean los $40 millones.

Las opiniones

Eduardo Serrano
Curador de arte

“Una casa de subastas en el país trae beneficios en cuanto a que despierta más interés en la gente y les abre mercado a los más de 600 nuevos artistas que se gradúan anualmente”.

MÁS DE OCIO

Deportes 26/07/2021 Los Juegos Olímpicos de Tokio más costosos, igualitarios y con más deportes de la historia

En los juegos participarán, por primera vez, casi el mismo número de mujeres y hombres; además son los más inclusivos de la historia al contar con 160 atletas lgbti

Consumo 24/07/2021 La gaseosa es la bebida con cafeína que se toma aun más que el café en Suramérica

La cafeína es el estimulante psicoactivo más consumido en el mundo según estudio de Euromonitor, que se encuentra en diferentes presentaciones

Deportes 23/07/2021 Tokio 2021 no podría costar más, la cifra ya ronda los US$25.000 millones y sin espectadores

No hay nada en la historia olímpica como los de Juegos de Tokio 2020, los más caros y probablemente los más tensos de todos los tiempos

MÁS OCIO