.
OBITUARIOS Jorge Andrés Hernández De la Cuesta (1966-2022)
miércoles, 6 de abril de 2022

La violencia le arrancó la vida cuando atendía uno de sus emprendimientos familiares desarrollado por dos o tres generaciones de la familia De la Cuesta, El Rincón de Mis Lágrimas

LR

Jorge Andrés respiraba campo y ruralidad. Fue un auténtico empresario del agro, dedicado de tiempo completo a la mejora de la genética de sus ganados y caballos, durante sus 56 años de vida. Hijo de Jorge Hernández Restrepo y de Lía de la Cuesta, por donde le corría la vena política, pero nunca militada, sus días los dedicaba a los emprendimientos rurales en Antioquia y Córdoba.

Sus hijas Manuela, Juliana, María Antonia y Laura son hoy herederas y testimonio de una casta política y agropecuaria que le ha dado al país un puñado de líderes en todos los sectores económicos. Jorge Andrés fue el primogénito del empresario de medios, Jorge Hernández, quien fuera senador, concejal, comisionado de televisión y en especial hombre de empresa periodística que desarrolló El Colombiano, La República, Colprensa, Q'hubo y Gente, todos medios de comunicación muy prósperos en el departamento de Antioquia.

La violencia le arrancó la vida cuando atendía uno de sus emprendimientos familiares desarrollado por dos o tres generaciones de la familia De la Cuesta, El Rincón de Mis Lágrimas, finca ubicada en la vereda La Oculta, cerca a los pueblos de Támesis y La Pintada; explotación agropecuaria célebre por la novela del escritor, Héctor Abad Faciolince, bajo el título La Oculta, best seller de la literatura colombiana que se desarrolla justamente en esa región.

Otro empresario del agro que muere asesinado por las balas de los violentos, soñando con hacer del campo una forma de vida que poco a poco demuestra que es una quimera en un país que solo sabe leer noticias judiciales.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE OBITUARIOS

Cultura 13/05/2022 Mauricio Gómez Escobar (1949-2022)

Quien fue director del diario El Siglo, y aclamado cronista, también integró las mesas de redacción de grandes medios en el país

MÁS OBITUARIOS