.
COMERCIO Si me lo ofrecen ya, lo compro directo de tu feed
sábado, 20 de noviembre de 2021

Ahora son los influencers, a través de las redes sociales, quienes están en pantalla vendiendo. Y lo más sorprendente es el crecimiento exponencial de esta tendencia

Juan Huezo

En Colombia el comercio digital no solo está creciendo en volumen, sino que también suma cada día nuevos jugadores, y en este punto las redes sociales son las que empiezan a destacarse en un escenario que se diversifica. ¿A qué nos referimos? Al momento de comprar, los consumidores están cada vez más dispuestos a elegir productos o servicios que ven en los feed de emprendedores o influencers. Se trata del social commerce.

Las redes sociales ofrecen a los compradores dos grandes ventajas: la inmediatez de poder adquirir productos durante un momento de distensión o relajación y, lo que es más interesante, les da la posibilidad de incluso ver el uso del producto mientras deciden ingresar el pedido del mismo.

Con esto nos referimos a un fenómeno que crece en el mundo: el de las compras en transmisiones en vivo. Ahora son los influencers, a través de las redes sociales, quienes están en pantalla vendiendo. Y lo más sorprendente es el crecimiento exponencial de esta tendencia: en Colombia, 46% de las personas asegura estar ya familiarizado con esta tendencia, y un 63% ya asistió a un vivo de las cuentas que usualmente sigue. Si analizamos las compras efectuadas en tiempo real durante estas transmisiones, 79% de los encuestados dijo que nunca lo hizo, pero 59% está dispuesto a hacerlo en un futuro.

Uno de los factores que favorecen la evolución del social commerce es que hoy se cuentan con más medios de pago a disposición. Esto, por ejemplo, anima a hacer compras, aunque se empiece por productos pequeños para empezar a probar.

Así, según arrojó nuestra encuesta que busca analizar la preferencia de los colombianos por el social commerce, 67% de ellos aseguró que accedería a pagar a través de las redes sociales (WhatsApp, Facebook, Instagram, entre otras) o plataformas como Apple Pay o Google Pay. A su vez, 44% ya piensa en las criptomonedas como opción de pago. Además, 17% asegura que emplearía el pago a través de la voz (como con Siri, Alexa o el Asistente de Google).

Un detalle hay que resaltar, aunque se habla mucho de las criptomonedas, aún no es masivo el auge por las mismas. Por ahora, solo 38% asegura que seguramente las aceptaría como método de pago y 40% lo haría “probablemente”. Esto sucede porque aún no se las puede usar en las compras cotidianas, pero estamos convencidos que apenas se pueda abonar las compras del supermercado con las monedas digitales, eso hará que inmediatamente también se trasladen a Instagram y WhatsApp, que son las plataformas más usadas para el comercio.

Por último, el consumo a través de las redes sociales se está imponiendo a otro tipo de consumo: el cultural. Lo que hasta hace poco era gratis: el contenido, hoy recibe pagos voluntarios. Por ejemplo, sobre todo a través de Twitch, empezó a verse la tendencia a dar una “propina” a los streamers que ofrecen propuestas atractivas. En Colombia uno de cada dos encuestados ya está dispuesto a pagar por un contenido que lo atraiga, generando un nuevo modo de comercial que empieza a evolucionar al ritmo acelerado de la revolución 4.0 que estamos viviendo.

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Tecnología 27/11/2021 Las emisiones de dióxido de carbono que genera el uso de internet en el mundo

El sector digital consume alrededor de 7% del total de la energía eléctrica y actualmente ya genera 5% de las emisiones de CO2

Laboral 27/11/2021 "Seguimos con una cultura de presencialidad y de control estricto de los trabajadores"

La brecha digital es el principal reto que tienen las empresas para lograr la migración de sus empleados para trabajar a distancia

Tecnología 27/11/2021 La evolución de Apple desde su primer iPhone hasta llegar al avanzado 13 Pro Max

En compras online de Black Friday, iPhone 13 y sus accesorios fueron el modelo más buscado, detrás hay una línea de tiempo de desarrollo

MÁS INTERNET ECONOMY