Las ventas en la nube son fundamentales para la estrategia de Google de expandirse más allá de su negocio principal

Bloomberg

La rama de servicios en la nube de Google se asociará con AT&T Inc. en un conjunto de productos comerciales que se suministrarán a través de redes 5G, el último vínculo entre gigantes tecnológicos y operadores inalámbricos que esperan capitalizar el despliegue de una conectividad más rápida.

El jueves, la unidad de Alphabet Inc. y AT&T dijeron que estaban probando productos diseñados para entregar servicios de software y datos a clientes de quinta generación, o 5G, una iniciativa dirigida a sectores que incluyen el comercio minorista, la fabricación y el transporte. El acuerdo, que verá las ofertas en la nube de Google suministradas por la red de AT&T en las principales áreas metropolitanas de Estados Unidos, es parte de un conjunto de servicios que Google está liberando y que, según la compañía, brindará a los proveedores de telecomunicaciones mayor potencia informática y mejores márgenes.

Las ventas en la nube son fundamentales para la estrategia de Google de expandirse más allá de su negocio principal de anuncios. El mes pasado, la compañía emitió ingresos para la unidad de nube por primera vez, US$8.900 millones en 2019, mientras que sus rivales Amazon.com Inc. y Microsoft Corp. han seguido mostrando un crecimiento impresionante.

Thomas Kurian, director ejecutivo de Google Cloud, ha elegido a las compañías de comunicaciones como un área de enfoque en un intento por sacar a Google de su distante tercer lugar en el mercado de la nube. “Es una de nuestras industrias de crecimiento más rápido”, dijo Kurian en una entrevista. Kurian y funcionarios de AT&T declinaron revelar los términos financieros del acuerdo.

La introducción de 5G recién comienza, con proyectos de prueba de operadores como AT&T generalmente limitados a grandes ciudades seleccionadas. La cobertura nacional puede llevar años. Pero los gigantes de la tecnología y los titulares de la industria de las telecomunicaciones que buscan una porción del mercado informático de punta están anunciando planes para mancomunar sus recursos con el fin de dar caza a los grandes clientes corporativos. La Casa Blanca ha convertido a 5G en una pieza clave de su política tecnológica, particularmente al tratar de suprimir la expansión global de Huawei Technologies Co. de China.

Amazon Web Services, el mayor proveedor de servicios de computación en la nube, en diciembre anunció una iniciativa con Verizon Communications Inc. para vender servicios de computación perimetral basados en la nube, que permiten a los clientes procesar información más cerca de la fuente en lugar de hacerlo desde centros de datos lejanos. Microsoft, segundo en el mercado de servicios en la nube, también mantiene una alianza estratégica con AT&T.

Mo Katibeh, director de marketing de AT&T Business, dice que la asociación con Google no es exclusiva. “Cuando pensamos en informática de borde, creemos que se necesitará un ecosistema para darle vida”.

Kurian dijo que la oleada de acuerdos recientes “es un reflejo de los clientes en industrias específicas que necesitan soluciones a los problemas. Una sola empresa no puede ofrecer la solución”.

Google y AT&T están en un programa piloto con “un minorista líder”, el cual declinaron mencionar. Las compañías esperan desarrollar nuevas aplicaciones para empresas que requieren un tiempo de respuesta más rápido de su potencia informática en la nube alquilada para servicios como control de calidad automatizado en una planta de fabricación o sistemas de punto de venta administrados a través de una red inalámbrica.

Kurian dijo que la estrategia de computación de borde fue similar a la de Android, el sistema operativo que Google usó para dominar gran parte del mercado de teléfonos inteligentes.

Google también anunció acuerdos con los fabricantes de software de telecomunicaciones Amdocs y Netcracker para crear versiones de sus programas diseñados para ejecutarse en la nube de Google. Ambas compañías continuarán brindando asistencia a los clientes que también desean usar otras nubes.

Los ejecutivos de Google han citado recientemente un enfoque para generar asociaciones en la nube que se extiendan a otras partes de su negocio, como los anuncios y YouTube. Eso aún no está pasando. AT&T ha suspendido sus anuncios de YouTube durante más de un año por preocupaciones sobre contenido inapropiado.

“Hasta que Google pueda proteger nuestra marca del contenido ofensivo de cualquier tipo, eliminaremos toda la publicidad de YouTube”, dijo AT&T en un comunicado.