.
INTERNET ECONOMY Cloud, una tendencia que no pasa de moda
sábado, 16 de octubre de 2021

José Julián Jiménez

Cloud es un modelo de negocio bajo demanda que le ofrece a las compañías de todos los tamaños la posibilidad de acceder a recursos de procesamiento, almacenamiento, seguridad, aplicaciones, inteligencia de negocios, red y bases de datos, entre otros, por una tarifa de alquiler mensual de pago por uso, gracias a la ‘magia’ de internet.

Las ventajas están a la vista. En vez de comprar, poseer y mantener servidores y centros de datos físicos, usted puede obtener acceso a servicios tecnológicos, como capacidad informática, almacenamiento y bases de datos, en función de sus necesidades a través de un proveedor, que cuenta con economías de escala y experiencia en esa actividad. Bien dice el dicho: “zapatero a tus zapatos”.

En un momento en el que la economía mundial apenas comienza a recuperarse del impacto de la pandemia, el uso eficiente de los recursos es un asunto de vida o muerte para los negocios. Por ello, los expertos prevén que la mayoría de empresas migrará toda su computación o informática a la nube, lo que equivale, según cifras citadas por The Economist, a 10% del gasto en TI.

En plata blanca, ese porcentaje representa un mercado anual de US$240.000 millones y, dadas las tasas de crecimiento anual esperadas de casi 20%, la cifra podría llegar a US$1 billón en poco tiempo. “Incluso sin la pandemia, las herramientas basadas en la nube ya estaban ganando popularidad. Ahora, la demanda se ha disparado”, explicó un análisis de la revista Forbes.

De hecho, los expertos coinciden en que ninguna tendencia es más relevante en la actualidad que la nube, considerada la columna vertebral del ecosistema tecnológico basado en aplicaciones y en datos, que ha sido vital para ayudarnos a trabajar y comunicarnos (mediante aplicaciones como Zoom, Teams, etc.), en medio de una pandemia que nos obligó a recluirnos y a teletrabajar desde nuestras casas.

Si aún alberga dudas de la relevancia actual del cloud, las respuestas a las inquietudes planteadas a continuación pueden darle más razones para confiar en este modelo.

Al preguntarnos si cloud es para todo el mundo, la respuesta es que sí. Organizaciones de todo tipo, tamaño y sector utilizan, por ejemplo, la nube pública para una amplia gama de casos, tales como respaldo de datos, recuperación de desastres, email, escritorios virtuales, desarrollo y prueba de software, análisis de big data y aplicaciones web con acceso para clientes.

Ahora, pensando en los principales beneficios, es preciso hablar de los más relevantes:

Confiabilidad. La nube está disponible 7x24 desde cualquier lugar, con rápidos tiempos de respuesta.

Flexibilidad. Su compañía puede recibir la potencia que necesita, agregar o reducir servidores, redes o almacenamiento. Todo de forma rápida y sencilla.

Financieros. Se paga solo por lo que necesita, sin incurrir en gastos financieros iniciales por la adquisición de hardware o instalaciones. Así, puede reducir el tiempo del personal de TI utilizado para mantener y actualizar los sistemas y en su lugar invertir en proyectos que generen ingresos.

Actualizaciones. Siempre tendrá la última versión de la plataforma, la base de datos y las aplicaciones de software.

Agilidad. Puede implementar servicios tecnológicos en cuestión de minutos y pasar de la idea a la implementación con una rapidez extremadamente mayor. De esta forma, obtiene la libertad necesaria para probar ideas nuevas que marquen una diferencia en las experiencias de los clientes y transformen su negocio.