La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La condena más reciente la emitió el Tribunal Administrativo del Chocó en contra del Invías por valor de 5 mil millones de pesos y ahora, otra demanda que cursa en un juzgado del departamento puede representar otros 8 mil millones en indemnizaciones. 

La historia es así. La condena del Tribunal se dio por un proceso que se inició luego de un accidente el 14 de enero de 1998 en el Carmen de Atrato, dejando siete personas muertas y cinco mal heridas. 

Dichas personas se movilizaban en un bus de la empresa Rápido Ochoa, en “una curva donde siempre ha persistido el mal estado de la vía, continuando la carretera con el puente sobre el rio Hábita”. El conductor perdió el control del bus por cuenta del estado de la vía y se precipitó al rio, en parte porque el puente sobre el mismo carecía de barandas que impidieran una caída. 

Las víctimas, representados por Javier Villegas Abogados, interpusieron una demanda alegando que era un hecho notorio que el tramo donde ocurrió el accidente no tenía mantenimiento y que no había señalización que permitiera a los conductores advertir la presencia de múltiples huecos en la misma. 

El Tribunal les dio la razón y ordenó al Invías el pago de una indemnización que asciende a los 5 mil millones de pesos, al estimar que el “hecho le es imputable a título de culpa por omisión, en la medida en que por no habérsela prestado a la vía el servicio requerido para hacerla transitable por la comunidad en general, los daños que ocurran caen dentro del ámbito propio de su responsabilidad patrimonial”. 

Ahora un nuevo proceso está ad portas de un fallo. La demanda, también presentada por la firma Javier Villegas tiene que ver con un accidente ocurrido el 3 de febrero de 2009 cuando un bus de Rápido Ochoa iba de Medellín a Quibdó. 

A la altura del sector de El Siete había un derrumbe y, nuevamente, las malas condiciones de la vía hacen que la banca ceda y el bus se precipite al abismo de más de 150 metros con todos sus pasajeros, arrojando abruptamente a varios al abismo, quedando otros atrapados al interior de las latas retorcidas, y algunos fueron arrastrados por las fuertes corrientes del río Atrato. 

Este accidente dejó 40 víctimas aproximadamente. La firma Javier Villegas representa a los grupos familiares de 13 fallecidos y un lesionado. “Son pretensiones 7 ó 8 mil millones de pesos. Que se declare la responsabilidad de la nación pues el deterioro y el descuido de esa vía ha sido generador de múltiples accidentes”, dijo Villegas. 

Se espera que el fallo del juzgado se dé a conocer en próximos días.