.
INFRAESTRUCTURA 'No creo que el país esté preparado para la locomotora minera'
jueves, 1 de noviembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

En sus primeros 100 días como nuevo CEO de la minera Eco Oro, João Carrelo, ha liderado la batalla para superar las trabas legales y ambientales que se han impuesto al proyecto aurífero en etapa de exploración que dirige en Santander.

El balance inicial deja un sinsabor sobre el panorama que encuentran las compañías mineras públicamente cotizadas en las bolsas internacionales, que se encuentran en el país.

En diálogo con LR, Carrelo, explicó en qué estado se encuentra el proyecto minero y los planes de la firma en el corto plazo. Además, asegura que hasta que no haya reglas claras y una solidez institucional en el sector, Colombia no estará preparada para la locomotora minera.

¿Cómo describiría sus primeros 100 días en el cargo?
Ha sido un periodo para conocer el contexto del país. Su potencial, sus oportunidades y ante todo, las paradojas que hay.

¿A qué paradojas se refiere?
Por un lado, se promueve la inversión en el sector, que debería contar con una institucionalidad a la altura. Pero también parece que no arranca la locomotora minera. Funcionarios de nivel medio imponen obstáculos a las mineras de altos estándares y nuevas restricciones absolutas al desarrollo. Es urgente que el alto Gobierno empiece a tomar decisiones para poder realizar los ambiciosos planes que hay de convertir a Colombia en una potencia minera en la región.

¿A qué obstáculos se ha enfrentado?
A los pocos días de asumir la dirección, recibimos la decisión de un juez administrativo del circuito de Bucaramanga de ordenar al Ministerio de Minas a dejar sin efectos el principal título minero de la empresa. Esta decisión equivocada del juez estuvo basada en un proyecto que no existe, de mina a cielo abierto, opción que hace más de un año fue descartada. Está claro que el páramo no ha sido delimitado aún, ni existen zonas de reserva forestal en donde la compañía desarrolla sus actividades. Somos los primeros dispuestos a respetar el páramo.

Ya apelamos el fallo ante el Tribunal Administrativo de Santander, proceso durante el cual el contrato de concesión continúa en plena vigencia, con el firme convencimiento de que la solidez de su argumentación jurídica llevará a la revocatoria del fallo del juez. Posteriormente la antigua administración de la Agencia Nacional de Minería, emitió una resolución en la que prorrogó la etapa de exploración prohibiendo las actividades en el 54% del área, afectando el 70% de los recursos del yacimiento Angostura.

¿Qué repercusiones experimentó la compañía en vista de esta situación?
Estas decisiones tuvieron un impacto devastador en el valor de las acciones de nuestra empresa, causando pérdidas millonarias, desconfianza en el mercado y en los inversionistas. Sumado a esto, está la inseguridad que ya existía por la demora en las definiciones del páramo y el parque regional y la incertidumbre del impacto que puedan tener en el proyecto Angostura.

Pero aún más devastadora es la decisión que debimos tomar de ofrecer a todos los empleados un plan de retiro voluntario con el fin de llevar a cabo un ajuste en la estructura organizacional.

¿Cómo perciben los accionistas este panorama?
Nuestros accionistas se encuentran a la expectativa pues confían en que en Angostura se pueda desarrollar un proyecto subterráneo robusto y confían en la visión estratégica de los nuevos directivos para trabajar con el Gobierno, sacando el proyecto adelante.

Y es que el país se volvió muy atractivo para el sector minero formal y de altos estándares, sin embargo existen intereses particulares de personas en contra de la minería legal y de altos estándares que han impedido que exista una normatividad clara, que asegure la estabilidad jurídica y contractual.

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿está Colombia preparada para la locomotora minera? Mientras las reglas del juego no estén definidas y el aparato estatal no tenga una unidad de propósito efectiva, sinceramente no creo que Colombia lo esté.

¿Es la minería formal la solución al problema de la minería criminal?
Sin lugar a dudas. La minería de altos estándares es la respuesta a la minería criminal que causa destrucción al medio ambiente, problemas sociales y que alimenta las actividades y economías ilegales.

¿Cómo va la definición del Páramo de Santurbán?
Nos encontramos a la espera del pronunciamiento del Gobierno sobre este tema. Esperamos que esta decisión se haga bajo estrictos estudios técnicos, económicos y sociales como obliga la ley . Así mismo, nos encontramos en espera de que se defina la declaratoria del Parque Natural Regional Santurbán, en manos de la Corporación por la Defensa de la Meseta de Bucaramanga. Con esto se determinará el futuro de 9.000 familias que subsisten de la actividad minera en la región.

De ser viable el proyecto, Eco Oro generaría cerca de 1.000 puestos de trabajo, además del pago de impuestos y regalías para el departamento de Santander.

¿Por qué seguir en Colombia pese a todos los obstáculos?
Nuestra inversión en la región, durante más de 18 años, demuestra que continuamos confiando en el Gobierno y en la estabilidad jurídica que promete garantizar para promover la inversión en un entorno transparente y estable. Prueba de esto son los más de US$200 millones que hemos invertido hasta la fecha en la fase de adquisición de títulos mineros, de exploración y una significativa inversión social en Soto Norte.

¿Qué se espera de los próximos 100 días?
Mi mayor deseo es completar y socializar nuestro estudio de prefactibilidad y tener claridad sobre la declaratoria del parque regional de Santurbán y la delimitación del ecosistema de páramo. Así mismo, la revocatoria del fallo del juez de Bucaramanga.

Los programas de inversión social de Eco Oro en la región
Según João Carrelo, CEO de Eco Oro, la compañía ha trabajado activamente con las comunidades. ?Desde el 2005 hemos invertido US$2,5 millones, impactando cerca de 1.500 personas de los municipios de Vetas, California, Suratá y Matanza con programas de educación, computación, identidad cultural, generación de ingresos y liderazgo. También hemos venido desarrollando la reforestación con ayuda de las comunidades locales. Se han propagado 56.000 plantas de 40 especies. Consideramos que la minería se trata no solo de la actividad de producción sino también de la actividad humana?.

La opinión

María Constanza García
Presidente de la Agencia Nacional de Minería

“Nosotros buscamos que los inversionistas contribuyan en lo financiero, lo fiscal, el medio ambiente y que se comporten de una mejor forma en la explotación. Por eso queremos que vengan y gocen de las mejores garantías”.