Con la expedición de la Ley 1715 de 2014 se ha dinamizado la ejecución de proyectos con fuentes no convencionales

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Las fuentes no convencionales de energía (Fnce) continúan acaparando la atención de las empresas energéticas. Según información de la Unidad de Planeación Minero-Energética (Upme), desde el establecimiento del proceso de evaluación de proyectos que optan por los incentivos de la Ley 1715 de 2014 en febrero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2019 se han avalado 569 proyectos de generación de electricidad con Fnce, de los cuales 512 (89%) corresponden a proyectos de energía solar cuya capacidad suma 1.345,8 MW (lo que podría representar 7,6% de la capacidad total del sistema actual que alcanza 17.700 MW).

La Upme informó que este año, aunque no se están expidiendo certificaciones aún, han recibido para revisión preliminar 119 proyectos de Fnce de los cuales 108 son de energía solar.

Juan Pablo Borda, líder de producto solar fotovoltaico comercial de Celsia, explicó que la instalación de proyectos solares en Colombia ha venido creciendo rápidamente, impulsada por factores como los beneficios tributarios que se puedan aplicar para estos proyectos, el menor costo frente a la energía convencional y los beneficios ambientales que tienen estas iniciativas.

“Uno de los factores relevantes que está impulsando el desarrollo de la energía solar en Colombia es el componente o beneficios ambientales que tienen este tipo de proyectos. Es cada vez mayor el número de empresas interesadas en desarrollarlos para, además, mejorar y cumplir con sus indicadores de sostenibilidad, en los que contar con energía solar les aporta directamente a sus metas ambientales”, dijo Borda.

Otro de los aspectos que hace atractivos los proyectos de paneles solares en el país y gracias a lo cual cada vez hay más planes de este tipo es el costo de inversión. Según Diego Sánchez Ochoa, especialista en servicios para la innovación de Cidet, “los costos de los paneles han decrecido significativamente en los últimos años, en algunos casos la reducción puede alcanzar hasta 60% y la tendencia es a continuar bajando”.

Valor puede iniciar desde los $5 millones
Según Diego Sánchez, vocero de Cidet, “en el mercado colombiano se encuentran diferentes soluciones en sistemas solares y dependen de las necesidades particulares de cada usuario. Estas soluciones inician desde cerca de $5 millones y pueden alcanzar $15 millones de acuerdo con las características de la instalación. El usuario no solo debe tener en cuenta el costo de los paneles solares, también es necesario tener en cuenta otros costos como los inversores, la obra civil y la adecuación de la instalación”.