.
INFRAESTRUCTURA En las prioridades del Gobierno no está financiar más a Aerocafé
viernes, 8 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

La revelación que hizo hace poco el alcalde de Palestina, Carlos Piedrahita, en cuyos predios, en una colina, se construye el Aeropuerto del Café (Aerocafé), sobre que la terminal costaría cerca de $1,3 billones, no solo levantó polémica por los presuntos excesivos costos, sino que volvió a poner en el tapete un tema recurrente: ¿de dónde saldrá la financiación?

Según reveló a LR una fuente del alto Gobierno, éste no está entre las prioridades de financiación del Ejecutivo. Una de las razones de peso es que en el documento Conpes 3586 del 11 de mayo de 2009, se especifica que los costos adicionales que requiera dicho proyecto “deberán ser asumidos por las entidades regionales responsables del proyecto”.

El aeropuerto se construye desde hace ocho años, está ubicado a unos 27 kilómetros de Manizales y a 30 km de Pereira. El objetivo de esta ambiciosa construcción es resolver un problema de conectividad de Manizales, porque el aeropuerto La Nubia, por problemas climáticos, mantiene más cerrado que abierto. También buscan generar un polo de desarrollo económico.

Sin embargo, como todo proyecto ambicioso, este también cuenta con una serie de inconvenientes que han dificultado su desarrollo, entre ellas, un cúmulo de improvisaciones frente a los diseños y costos definitivos del aeródromo, que empezó valiendo US$24 millones.

Si el costo llegara a ser de $1,3 billones como lo dijo Piedrahita, correspondería al valor inicial para la remodelación del Aeropuerto Eldorado, que tiene una movilidad que duplica la del Aerocafé.

Sin embargo en Caldas, se señala que se debe esperar el resultado de una consultoría de estudios y diseños del afianzamiento técnico, que dirá cómo quedaría la iniciativa, medirá su viabilidad técnica y económica, y señalará cuánto cuesta. Ésta se espera para mediados de este mes.

Por ahora se ha dejado ver que el aeropuerto podría hacerse por etapas con una primera de 1.400 metros de longitud de pista. Pero aquí se vuelve al principio. ¿Cómo se va a financiar?

En el aeropuerto ya se ha invertido ya $180.000 millones, según señala la Asociación Aeropuerto del Café, que maneja el proyecto, todos en movimientos de tierra, de los cuales la Nación puso alrededor de $140.000 millones.

Respecto a los problemas del presupuesto, es pertinente aclarar que la Aerocivil no se hará cargo de los gastos que este acarrea. Santiago Castro, director de la Aerocivil, entrevistado por este medio, señaló que “a nosotros no nos ha llegado ninguna comunicación oficial del alcalde de Palestina, ni de Aerocafé. Nos dijeron que en los primeros días de marzo entregarían los estudios correspondientes a este proyecto y aún los estamos esperando”. El funcionario también mencionó que este aeropuerto no es propiedad de la Aerocivil y, por lo tanto, esta no puede invertir recursos propios, lo que obligaría a que este proyecto fuera financiado con recursos nacionales o de las regiones.

“Nosotros tenemos injerencia en el sentido de que somos autoridad aeronáutica y ya dimos el permiso del aeródromo, pero no podemos financiarlo, pues tenemos proyectos de mayor impacto nacional, como las inversiones relacionadas con Eldorado y otros terminales más urgentes en el resto del país. Por lo tanto, tenemos que contemplar la petición de recursos en relación con el costo beneficio”, añadió Castro.

Por su parte, Guido Echeverri, gobernador de Caldas, mencionó que no sabe de dónde el alcalde de Palestina saca la cifra de $1,3 billones, puesto que aún no está el estudio de afianzamiento. Sin embargo resaltó que sí necesitan del concurso del Gobierno.

Otro punto crítico de la iniciativa es la zona en la que se está construyendo por tratarse de suelos volcánicos que han mostrado ya inestabilidad con problemas generados en dos terraplenes ya construidos. Gonzalo Duque-Escobar, docente de la Universidad Nacional, señala que las complicaciones del proyecto llevan a que éste sea un verdadero desafío para la ingeniería nacional, y demanda investigación geotécnica.

El catedrático agrega que Aerocafé está ubicado en un corredor de fallas geológicas donde los niveles de amenaza sísmica son bajos. Se ha dicho que construir la estructura en este suelo, es viable.

Sin embargo, Duque- Escobar considera que debería ser viable para una asociación público privada, pues el Aeropuerto del Café tendría la posibilidad de disminuir los fletes en un 49%. “Hay dos tipos de aeropuertos: de paso y de convergencia; el Aerocafé tendría las dos”. Con ello, el profesor quiere enfatizar en la necesidad de dicho proyecto.

“A los estudios del proyecto les falta rigurosidad”
Un estudio hecho por la Contraloría General concluyó que a los estudios y diseños del Aeropuerto del Café le han faltado rigurosidad para determinar las condiciones de los suelos, en el que se construye, que a su juicio eran previsibles. Esto porque dos terraplenes construidos han mostrado inestabilidad, hecho que investiga la Contraloría. También se ha cuestionado que un posible cambio en los diseños actuales del proyecto implicará adquirir otros 260 predios, hoy ocupados por pobladores de Palestina. Después de las denuncias de la Corporación Cívica de Caldas, se abrió el caso ante la Contraloría, el 27 de enero del 2011. Se implicaron a 31 personas, de las cuales solo quedaron 17 investigadas.

Las opiniones

Santiago Castro
Director de la Aerocivil

“La Aeronáutica Civil tiene una serie de prioridades urgentes, por lo tanto, tenemos que medir la relación costo beneficio, en el acompañamiento a la petición de recursos”.

Guido Echeverri
Gobernador de Caldas

“Yo no sé de dónde el alcalde de Palestina, Carlos Piedrahita, saca la cifra de $1,3 billones, puesto que la cifra exacta nos la dará el estudio que contratamos y aún no está listo”.

Gonzalo Duque-Escobar
Docente de la Universidad Nacional

“El proyecto del Aeropuerto del Café está ubicado en un conjunto de colinas que necesitarían un relleno. Estas intervenciones tienen unos costos altos”.