.
INFRAESTRUCTURA El reto de una gestión sostenible de residuos sólidos
jueves, 22 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Romero Pereira

En Alemania, desde 1995 ya se había logrado aprovechar 60% de los residuos sólidos generados. Actualmente, tan solo 1% de los residuos sólidos municipales se dispone en rellenos sanitarios y el otro 99% es aprovechado. El establecimiento de metas concretas por parte de los gobiernos es el punto de partida y ha sido el común denominador en los países en donde se han logrado resultados contundentes. 

Ahora bien, el planteamiento de estrategias debe focalizarse en aquellos residuos con mayor potencial de aprovechamiento: típicamente, 60% de los residuos sólidos municipales es de tipo orgánico y otro 25% es aprovechable mediante procesos de reciclaje. Esto quiere decir que de cada 10 toneladas que llegan a relleno sanitario, más de ocho podrían ser aprovechadas. En Colombia, solo 3% de los residuos sólidos municipales generados son aprovechados.

En otras palabras, de las 31.000 toneladas que diariamente se generan, solo unas 3.000 toneladas deberían llegar a relleno sanitario. Las otras 28.000 toneladas podrían aprovecharse, lo que equivale -en peso- a desechar todos los días unas 400 tractomulas completas y cargadas. 

Esto sumado al hecho de que casi 40% de los rellenos sanitarios en Colombia tienen menos de tres años de vida útil, envía una señal urgente de abordar la gestión de residuos con una perspectiva de sostenibilidad, para lo cual se requiere acelerar el proceso de materializar resultados. Una visión amplia y de largo plazo podrá convertir lo que hoy es un problema sanitario en nuestro país, en oportunidades de comercio, empleo y desarrollo. Además, la perspectiva de minimizar la disposición final favorece el logro de los objetivos de desarrollo sostenible - ODS con los que nuestro país se ha comprometido. 

Con el aprovechamiento de la fracción orgánica se podría reducir en 60% la cantidad de residuos que entran en descomposición y demoran en estabilizarse al menos 40 años en rellenos sanitarios, generando altas cantidades directas e indirectas de CO2. De esta forma se podría contribuir con el objetivo de adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático. A su vez, mediante procesos de digestión anaerobia se puede obtener energía de bioamasa, que es considerada fuente de energía renovable. El aprovechamiento de residuos sólidos tiene el potencial de contribuir con los objetivos de fomentar el crecimiento económico y lograr el desarrollo de ciudades y comunidades sostenibles. 

Los esfuerzos en Colombia en materia de gestión de residuos sólidos han sido significativos, pero seguimos lejos de un panorama de sostenibilidad. Es así como el Gobierno debe propiciar los escenarios adecuados para la ejecución de una política integral orientada a minimizar la cantidad de residuos que llegan a sitios de disposición final. Lo anterior se puede lograr mediante el establecimiento de incentivos para los diferentes sectores y actores, programas de sensibilización y educación, esquemas de recolección separada e implantación de tecnologías. Con el fin de garantizar la viabilidad económica de los sistemas de aprovechamiento, es necesario además establecer mecanismos dentro del esquema tarifario para hacer competitivo el aprovechamiento frente a la disposición final, así como establecer el marco regulatorio para la comercialización de estos productos.