.
INFRAESTRUCTURA El año de la reconstrucción
jueves, 27 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Carmen Arévalo

A grandes problemas, grandes soluciones. Esa ha sido una de las principales consignas del Fondo Adaptación desde que se creó, a partir del desastre que afrontó el país en 2010 y 2011 por efectos del Fenómeno de la Niña.

Desde entonces, estamos transformado la peor tragedia invernal de la historia en una vía de avance, desarrollo y preparación del país para el cambio climático.

Decimos que fue la mayor catástrofe porque 96% de los municipios del país se vieron afectados, 4 millones de personas resultaron damnificadas y fueron destruidas 110.000 viviendas aproximadamente, lo que significa que más de 500.000 personas quedaron sin hogar.

Decimos que estamos transformando porque tras este desastre sin precedentes hemos emprendido la enorme tarea de reconstruir al país, mejorar la calidad de vida de los afectados y desatrasar a Colombia en materia de prevención de desastres.

Las obras que adelanta el Fondo Adaptación preparan el país para enfrentar futuros eventos hidrometereológicos asociados con el cambio climático.

Consecuente con la magnitud de la tragedia, el Gobierno Nacional ha destinado $9,3 billones para su atención, cifra sin precedentes en la historia del país. Según datos del Departamento Nacional de Planeación (DNP), esta inversión tendrá claros efectos en el crecimiento de la economía, pues impactará el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia en un promedio anual de 0,47 % entre 2014 y 2018 y deberá generar cerca de 336.325 empleos nuevos.

Esta importante inversión permitirá la reconstrucción de unas 60.000 viviendas nuevas que beneficiarán a 300 .000 personas, de 361 instituciones educativas que favorecerán a 48.000 estudiantes aproximadamente, de 67 Instituciones Prestadoras de Salud que ampararán a 1.300 personas nivel nacional, distribuidas en 14 departamentos y 68 municipios.

Todas estas obras que ejecuta el Fondo Adaptación serán sostenibles en el tiempo, pues todos estos proyectos se están ejecutando a partir de juiciosos análisis técnicos que garantizan que se han mitigado los riesgos asociados a eventos climáticos extremos que eventualmente podrían volver a afectarlas.

Así mismo, se están diseñando soluciones integrales a dificultades históricas del país: se realizará una intervención integral para la zona de La Mojana, el Canal del Dique, el Jarillón de Cali y se construirá un nuevo Gramalote (Norte de Santander) en un lugar seguro, que estará listo en 2015.

El país tiene garantizados los recursos que estos grandes proyectos demandan y cuenta con la firme decisión de invertir el tiempo requerido para implementar soluciones estructurales e integrales a problemas históricos.

Este 2014 representa un gran desafío para Colombia, pues será el año en el que se consolidan las obras de las principales intervenciones que ejecutará la entidad. Desde el Fondo Adaptación estamos comprometidos en construir un futuro mejor para millones de damnificados con obras, programas sociales y alianzas productivas que nunca tuvieron antes de la tragedia.

Construcción, la gran dinamizadora de la economía
Según datos del Dane sobre el crecimiento del PIB del año pasado, que ascendió a 4,3%, la construcción ha sido el gran dinamizador de la economía nacional. En ese sentido, el Fondo Adaptación aporta en este indicador la construcción de viviendas e importantes obras de infraestructura que no solo permitan el desarrollo y el aumento en la competitividad del país, sino que generen mayor equidad.