.
INFRAESTRUCTURA Centros comerciales y vivienda suben el valor de la tierra
jueves, 14 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Ustedes están estrenando un estudio sobre avalúo catastral, ¿cuáles fueron los principales resultados?
Este es uno de los tres temas que el Instituto maneja y tiene que ver con valoraciones catastrales de las ciudades, cada año tenemos que establecer el valor predial de la ciudades y en 2015 pudimos cuantificar este valor en todo el país. Llegamos a la conclusión de que Colombia vale unos $1.134 billones. Después hay una discriminación por ciudades y se establece un ranking para establecer la dinámica inmobiliaria de las capitales. 

¿Cuánto subió el precio de la tierra y cuáles son las ciudades que están en el ranking?
En un año el avalúo se incrementó 6,6% lo que muestra es que pese a las dificultades que hemos tenido por la caída de los precios del petróleo se mantiene una dinámica económica muy importante en materia de construcción que es lo que refleja el índice que presentamos. Bogotá, Medellín y Cali, seguidos de ciudades como Florencia y Sincelejo son las cinco que mostraron una mayor dinámica en la medición. La construcción de centros comerciales y de unidades de vivienda fue lo que impulsó el valor de la tierra. 

¿Cuál es la relación entre el avalúo catastral y el cobro del impuesto predial?
Colombia tiene un problema de desactualización de su catastro, especialmente en las áreas rurales, en casi 58%. Las ciudades están relativamente actualizadas, pero hay una tendencia a decir que el Instituto establece el impuesto predial y no es así, nuestro avalúo es una referencia pero cada municipio o ciudad establece la tarifa. Lo que ocurre es que si un municipio está desactualizado lo que hace es elevar sus tarifas de impuesto, pero la recomendación es que ya que están actualizadas bajen las tarifas.

¿Cuáles son los cambios que se van a hacer en este avalúo?
Ya quedó establecido en el Plan de Desarrollo y es una nueva modalidad en el catastro que será el catastro multipropósito donde se incluyen variables que no están identificadas como las ambientales, construcción de vías y otras. Además hay otro elemento y es el de delegar el manejo del catastro a los municipios y finalmente está el tema del estatuto catastral y el Conpes que podría estar muy pronto aprobado. 

¿Cómo describe el territorio nacional tras los estudios?
Si lo miramos desde la clasificación de los suelos se puede decir que Colombia es una gran reserva agrícola como lo dice la FAO, pero debemos insistir en el ordenamiento del territorio. Hoy por hoy tenemos una contradicción bastante fuerte hay una sobreutilización y subutilización de suelos. Tenemos algo así como 17 millones de hectáreas aptas para ganadería y se están usando 32 millones de hectáreas, el Censo Agropecuario dice que son siete millones de hectáreas para agricultura y tenemos 22 millones. En definitiva hay que tener un territorio más ordenado, somos absolutamente depredadores y desordenados en el territorio. 

El principal reto que tiene Colombia en su nueva era de posconflicto es la organización catastral. ¿Cómo se está preparando el Agustín Codazzi para esto?
Ya se firmó un punto en La Habana sobre actualización de catastro rural eso es fundamental. Lo que queremos es garantizar la certeza de la propiedad en el país, por eso a la espera del Conpes una de las propuestas que se tiene es que el ciclo de la propiedad empiece con el catastro y termine con el registro. Hoy se hace al contrario y se entrega una escritura con un área y cuando vamos a medir, las áreas no corresponden, eso es lo que queremos evitar. 

¿Por qué no hay claridad en los territorios? 
Buena parte de los problemas del país es la falta de datos y de información que se pueda proveer a las demás instituciones del Gobierno. Con las víctimas hemos hecho un convenio a cero costo para rectificar áreas que se puedan entregar a estas personas. El país no tiene un dato exacto de baldíos. 

¿Cómo están viendo los planes que se tienen para la Altillanura con todas las iniciativas?
Nosotros hemos entregado informes donde se identifican las vocaciones de estos suelos sin duda la Altillanura es una zona donde se puede crecer. Con esta información técnica no se debería improvisar sino que son los soportes para orientar y planificar el desarrollo agropecuario del país. 

¿Cómo los afectó el recorte presupuestal del Gobierno?
Bastante entre 2015 y 2016 hubo más o menos un recorte de $35.000 millones pero esto nos pone en la dinámica de volvernos más creativos y buscar recursos en otro lado como por ejemplo Colciencias, Findeter o las regalías. 

¿Cuáles son los proyectos del Agustín Codazzi para este año?
Esperamos adelantar un plan de cartografía que permita tener al país identificado de mejor forma, hoy cada uno maneja sus cartografías. Estamos haciendo un esfuerzo por tener nuestro portal de información único. Además, seguir adelantando estudios semidetallados de suelos y hacer un sistema de información geográfico donde se pueda mirar todo en detalle.  

¿Qué hace competitivo a Colombia frente a otros países?
Yo pienso que su vocación agrícola, ese es el gran potencial que tenemos. 

¿Cómo afecta el cambio climático a la geografía nacional?
El Niño y La Niña se seguirán presentando pero hay que evitar temas como las quemas y aprender de las lecciones. 

El perfil 
El director general del Instituto Geográfico Agustín Codazzi es abogado de la Universidad Libre, cuenta con una maestría en Política Económica Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina) y se especializó en Administración Ambiental en la Universidad Católica de Argentina y en Planificación y Gestión de Políticas Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Antes de ser el director del Instituto Geográfico se desempeñó como secretario de Medio Ambiente de Bogotá, en la administración de Samuel Moreno y Clara López Obregón. También fue contralor de Bogotá y gerente del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora).

La opinión

Eduardo Sarmiento
Profesor de la Escuela de Ingeniería Julio Garavito
“La actualización catastral es clave para poder establecer las compensaciones y cobrar los impuestos. El Igac hace un seguimiento de este valor”.