jueves, 8 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

La ciudad cuenta, según cálculos del informe más reciente de la administración distrital, con 32 millones de metros cuadrados de espacio público y zonas verdes, dentro de las que se contarían más de 4.000 parques y una cifra superior a 1,2 millones de árboles. 

Sin embargo, el estudio de la administración Distrital concluyó que la ciudad tiene un déficit en su espacio público por habitante, llegando apenas a 26% del área que cada ciudadano debería tener según la regulación vigente. 

Esto, si se tiene en cuenta que el Decreto 1508 de 2008 establece un mínimo de espacio público “efectivo” por habitante, que debe ubicarse en 15 metros cuadrados. 

A pesar de la reglamentación, el estudio encontró que “actualmente el índice de espacio público efectivo tan solo llega a 3,93 metros cuadrados”, un valor “bastante diferente” de lo que plantea la norma establecida. Ahora ese índice crece si se tiene en cuenta el espacio verde, que alcanza hasta 6,3 metros cuadrados por ciudadano.

La razón para que haya estos bajos niveles de espacio público, según el director de estudios económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, Eduardo Sarmiento, tiene que ver con la poca superficie que tiene Bogotá para extenderse. 

“La capital tiene muy pocas zonas públicas, porque es una ciudad estrecha, se tiene una gran restricción en el tamaño, de manera que hay pocas áreas de esparcimiento público y en general hay una gran estrechez”, dijo Sarmiento. 

Al revisar las localidades, unas presentan mayor espacio libre para los ciudadanos que otras. Este es el caso de Teusaquillo, que casi logra cumplir la meta de la OMS y acumula 14,8 hectáreas de espacio verde. 

A esta le sigue Usme, que le da a cada habitante 13,1 metros cuadrados, mientras que Chapinero, a pesar de su sensación de densidad, logra 11 metros cuadrados por habitante. 

En contraste, Los Mártires y Antonio Nariño tienen las menores áreas por persona, pues apenas llegan a 1,9 metros y 2,9 metros, respectivamente.

Para Sarmiento, la solución para garantizar mejores condiciones para los ciudadanos no es ampliar la ciudad hacia sus periferias, sino “expandirla verticalmente, con transporte subterráneo y con edificios y propiedad más altas”. 

Nuevas áreas ecológicas 

Uno de los puntos de trabajo en los que la administración de Enrique Peñalosa está haciendo énfasis para mejorar la infraestructura ambiental, tiene que ver con la creación y fortalecimiento de nuevos senderos ecológicos, que se sumarían a los que ya existen con el plan de inversiones de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.

De la adición presupuestal que le fue aprobada el pasado lunes, por $3,1 billones, para distintas obras, se destinarán $590.000 millones para crear 92 kilómetros de corredores ambientales, así como abrir 1.288 hectáreas para espacio público. 

Sobre esta tarea, el gerente de la Eaab, Germán González, dijo que una de las tareas de esta Alcaldía, tiene que ver con “el diseño y construcción de corredores que protejan la estructura ecológica principal de la ciudad”, sumando la tarea de otras entidades para mejorar la estructura ambiental.

Distrito plantea centro deportivo en El Retiro

Justamente, como parte del programa para crear nuevas áreas públicas para los ciudadanos, la Alcaldía planteó la posibilidad de crear un centro cultural y deportivo en la calle 82 con 11, que tendría dentro de su estructura espacios gratis de arte, piscinas, deporte; entre otros. La propuesta, tal y como está planteada, pretende ofrecer servicios gratuitos en un área de más de 11.000 metros cuadrados, en una edificación de 10 pisos y que se llamaría El Retiro. De acuerdo con las estimaciones de la Secretaría de Cultura, este futuro espacio podría impactar a cerca de un millón de ciudadanos.

Las opiniones

Germán González
Gerente General de la Eaab
“Una de las grandes apuestas de esta administración es el diseño y construcción de corredores que protejan la estructura ecológica principal de la ciudad”.

Eduardo Sarmiento
Director Estudios Económicos Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito
“Bogotá tiene muy pocas zonas públicas porque es una ciudad estrecha, tiene una gran restricción en el tamaño, de manera que hay pocas áreas de esparcimiento público”.