Bloomberg

WeWork ha obtenido US$1.750 millones en nueva financiación, en un esfuerzo de recaudación de fondos liderado por Goldman Sachs Group Inc., bajo términos que liberan una montaña de dinero en efectivo para la empresa de espacios de oficina compartidos en dificultades.

La nueva línea de crédito es el primer obstáculo superado por SoftBank en su compromiso de reunir US$5.000 millones en financiamiento de deuda para WeWork como parte de un paquete de rescate. La medida debería liberar aproximadamente US$800 millones en efectivo que WeWork había reservado para satisfacer los convenios en su línea de crédito anterior, según dos personas con conocimiento del asunto.

“Nos complace que WeWork y SoftBank Group Corp. hayan firmado una carta de compromiso con Goldman Sachs”, dijo Erin Clark, portavoz de WeWork, en un comunicado enviado por correo electrónico. WeWork no tendrá que reservar ninguna garantía en efectivo en virtud del nuevo acuerdo, dijo. “WeWork y Softbank son codeudores con garantía sénior y sin garantía, respectivamente”.

WeWork podrá acceder a la línea de crédito a partir del próximo mes, dijo Clark. Si bien Goldman se ha comprometido a proporcionar capital, todavía está en el proceso de obtener partes del préstamo de otros inversionistas.

La nueva línea de crédito reemplazará la existente, que suma alrededor de US$1.100 millones. WeWork tenía alrededor de US$575 millones en efectivo restringido –en su mayoría vinculados a cartas de crédito– a fines de junio, según una presentación regulatoria. Desde entonces, el efectivo ahorrado ha aumentado, dijo una de las personas.

Los bonos que WeWork emitió el año pasado para ayudar a financiar su expansión han subido más de 10 centavos este mes a 81,75 centavos por dólar, según datos de precios de Trace.