El Promedio Industrial Dow Jones bajaba 1.547,35 puntos, o un 7,29%, a 19.690,38 unidades

Reuters

Las acciones estadounidenses profundizaron sus pérdidas el miércoles y el Dow Jones borró casi todas las ganancias que acumuló desde que Donald Trump asumió como presidente en 2017, en momentos en que las repercusiones de la pandemia de coronavirus amenazan con paralizar la actividad económica.

El índice de referencia S&P 500 cerró con una caída de un 5,2%, lo que extiende la reciente baja que terminó con la racha alcista más larga de Wall Street.

El S&P 500 ha perdido aproximadamente un 29% desde su máximo histórico de cierre del 19 de febrero.

Con los aeropuertos y hoteles vacíos y las aerolíneas pidiendo a su personal que tome vacaciones sin sueldo para detener las pérdidas, el índice S&P 1500 Airlines se hundió un 20,8%, mientras que las acciones de los hoteles Hilton , Marriott y Hyatt se desplomaron entre un 12% y un 19%.

"El mercado realmente está reaccionando al miedo y la incertidumbre y no creemos que termine hasta que encuentre un piso. El piso está dónde se contenga la propagación viral y se limite el costo económico del virus", dijo Nela Richardson, estratega de inversiones en Edward Jones.

En uno de los pronósticos más sombríos hasta ahora, un economista de JP Morgan dijo que la economía de Estados Unidos podría contraerse un 4% este trimestre y un 14% el próximo. Para el año es probable que disminuya un 1,5%.

El pedido al Congreso del presidente Donald Trump para que apruebe US$500.000 millones de pagos en efectivo a los contribuyentes junto con US$50.000 millones en préstamos para aerolíneas no sirvió para frenar el desplome bursátil.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1.338,46 puntos, o un 6,3%, a 19.898,92 unidades, mientras que el S&P 500 bajó 131,09 puntos, o un 5,18%, a 2.398,1 unidades. El Nasdaq, en tanto, disminuyó 344,94 puntos, o un 4,7%, a 6.989,84 unidades.

La caída fue tan fuerte que en la sesión volvió a activarse una suspensión automática de las operaciones durante 15 minutos. El índice de volatilidad cerró con un alza a 76,45.

Los futuros del crudo estadounidense cayeron más de un 20% el miércoles y el sector de energía del S&P 500 cerró en su nivel más bajo desde principios de 2003.