Nelson Pizarro aseguró que está convencido que los trabajadores tienen una "excelente oportunidad de llegar a un acuerdo dentro de los protocolos que están establecidos por la ley".

Diario Financiero - Santiago

El presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, se mostró optimista frente al proceso de negociación colectiva reglada que mantiene la estatal con los sindicatos 1, 2 y 3 de Chuquicamata, luego de que ayer las organizaciones rechazaran la última oferta de la empresa -la que contemplaba $9.850.000 por 27 meses- y aprobaran con 86% de apoyo la huelga.

"Es un proceso de negociación reglado y absolutamente normal. En sí, la ley laboral establece un protocolo y un proceso y lo de ayer es el primer paso de ese proceso. Nosotros entendemos que están ejerciendo su legítimo derecho. No lo cuestionamos en absoluto. Entendemos que después de ese proceso de votación de huelga la ley laboral señala un proceso de mediación que tiene dos etapas y eso ocurrirá en algunas horas más seguramente", señaló al ser consultado en conferencia de prensa tras la entrega de resultados correspondiente al primer trimestre.

El timonel de la estatal explicó que, dentro de ese proceso de mediación se efectuará la negociación, y "tenemos que hacer el máximo esfuerzo para implorar un acuerdo, un máximo esfuerzo con la mayor decisión avanzar en ese sentido". "Nosotros creemos, y yo estoy convencido, que tienen una excelente oportunidad de llegar a un acuerdo dentro de los protocolos que están establecidos por la ley y dentro de nuestra voluntad de avanzar hasta donde podamos avanzar de acuerdo a las limitaciones que tenemos y lograr un acuerdo. No tengo más que decir que (estoy) tranquilo porque estamos recorriendo el camino que la ley nos dice", agregó.

Consultado por el impacto que tendría una paralización de los trabajadores en Codelco, Pizarro se mostró optimista aunque reconoció que la decisión de los sindicatos podría materializarse en un plazo breve a través de una huelga efectiva.

"Usted está apostando a que vamos a estar en una huelga larga", dijo ironizando frente a la consulta de la prensa, asegurando que es "optimista". "Creo que esto se arreglará en su momento, siguiendo el protocolo que establece la ley. Vamos a entrar en una mediación y vamos a tener una primera oportunidad de negociar con nuestros trabajadores. Tengo bastante confianza que vamos a enfrentar seguramente alguna interrupción pero de menor cuantía", reconoció.

Sobre sus dichos de que los trabajadores mineros son más productivos que los chilenos y las críticas que despertó en los sindicatos de Chuquicamata, se limitó a comentar que "el tema de la productividad es un tema que nosotros los chilenos tenemos que abordar. Abordar sin pausa. Y abordar si es que efectivamente Chile pretende acostumbrarse a ser un país desarrollado".

Mientras, en cuanto a si la ley laboral está afectando a la industria minera –por ejemplo- a nivel de productividad, sostuvo que "las leyes se hacen para cumplirlas y nosotros vamos a cumplir la ley sin comentario".