.
ARGENTINA Vacuna ofrecida al presidente de Argentina y que produce una clínica veterinaria
jueves, 10 de junio de 2021
RIPE:

Pedro Sánchez propuso al presidente argentino adquirir un fármaco elaborado en su país y hasta sugirió transferir la tecnología

Cronista - Buenos Aires

La escandalosa declaración de Alberto Fernández sobre la proveniencia de los argentinos "de los barcos" y los mexicanos, de los "indios", y los brasileños, de "la selva") opacó la visita de trabajo que hiciera este miércoles el presidente del gobierno de España, , y las más de las que poco a poco van emergiendo detalles.(y los mexicanos, de los "indios", y los brasileños, de "la selva") opacó la visita de trabajo que hiciera este miércoles el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, y las más importantes negociaciones de las que poco a poco van emergiendo detalles.

En su declaración conjunta a la prensa, desde el helipuerto de la Casa Rosada, Fernández y Sánchez hablaron de estrechar la cooperación para prevenir la propagación del coronavirus, e incluso potenciar la fabricación y aplicación de vacunas en los dos países. Ambos líderes también señalaron su intención de provocar una liberación temporaria de las patentes para favorecer la producción a mayor escala.

Sin embargo, Sánchez y Fernández omitieron mencionar un aspecto central de la charla de más de 40 minutos que mantuvieron en el despacho presidencial, apenas el español arribó a la Casa Rosada.

El Gobierno, a través del ministerio de Salud y también el cuerpo de asesores directos del presidente, entre los que destaca Cecilia Nicolini, continúa buscando laboratorios fabricantes de inmunizantes, donde los haya. Así es que la titular de la cartera sanitaria, Carla Vizzotti, viajó recientemente a Cuba para evaluar al factibilidad de adquirir las Soberana 02 y Abdala. Una conversación similar comenzó a gestarse esta semana con Espala.

Sucintamente, el presidente argentino dijo esta semana que el país "busca productores europeos para contratar vacunas". De allí que Sánchez propusiera una vacuna que tiene su curiosidad: la produce un laboratorio veterinario.

El hispano puso sobre la mesa la posibilidad de que la Argentina adquiera las vacunas fabricadas por la compañía farmacéutica Hipra, una firma emblema en sanidad animal, y productos específicos para pollos y cerdos.

Sobrevenida la pandemia, la compañía radicada en Cataluña decidió transformarse hasta desarrollar dos posibles vacunas. Una de ellas es Hipra Sars-CoV-2, basada en tecnología de proteínas recombinantes, diseñadas para inducir una "potente respuesta inmunitaria neutralizadora", según dejan trascender, y que se conserva a temperaturas razonables (entre 2º C y 8º C).

El otro desarrollo de esta compañía es una vacuna con la tecnología del ARN mensajero (ARNm), similar a Pfizer y Moderna, que a diferencia de estas, no necesita ultracongelación. En ambos casos, las vacunas requieren dos dosis para la inmunización, y refuerzos anuales.

Sánchez, antes de venir a la Argentina, visitó las instalaciones del proyecto y lo definió como "uno de los más esperanzadores". También se dio a conocer que tiene en junio comenzarían los ensayos clínicos en personas y en octubre la manufactura a gran escala, que apunta a elaborar hasta 400 millones de inyecciones en 2022, y 1.200 millones en 2023.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Comercio 15/06/2021 Encuentro Andino 2021 de la CAN generó expectativas de negocio por US$1,6 millones

Como resultado del evento se dieron 90 citas de negocios entre compradores de la región con aumento de 48% en las expectativas

Estados Unidos 15/06/2021 La medida que está tomando JPMorgan para enfrentar una mayor inflación y beneficiarse de ello

Según el jefe de JPMorgan, el banco espera que inflación en EE.UU. no sea fenómeno pasajero, sino que lleve a tipos de interés más elevados

Turismo 17/06/2021 Royal Caribbean anunció que retomará varias de sus rutas al Pacífico

Las rutas comenzarán a operar a partir de noviembre, con seis barcos saliendo desde la Florida y Texas, así como desde Los Ángeles

MÁS GLOBOECONOMÍA