.
TECNOLOGÍA

Twitter pasó de 7.500 empleados a solo 900 luego de la entrada de Musk

domingo, 27 de noviembre de 2022

En 2013, siete décadas después del nacimiento de la red social, esta tenía 2.712 empleados, número que año a año iba subiendo, pero que bajó 36,3% en este noviembre

Una ola de despidos viven actualmente las grandes empresas de tecnología en el mundo. Amazon, por ejemplo, anunció el despido de 10.000 puestos de trabajo de aquí a 2023, argumentando priorización de negocios y preservación de la sostenibilidad de la empresa por la crisis económica global. Sin embargo, hay una de ellas que ha presentado una ola despidos acelerada y que poco ha tenido que ver con la crisis global.

Se trata de la red social Twitter, que ha entrado en crisis desde que Elon Musk decidió comprar la compañía y designarse como CEO de la misma. La razón de todo esto es que Musk, desde su primer día en el cargo, ha impuesto nuevas directrices que no han sido muy bien recibidas al interior de la compañía, como que acabará el teletrabajo y, por el contrario, se aumentarán las horas laborales presenciales de forma intensiva. También, empezó a anunciar despidos masivos, razón por la cual los trabajadores también se unieron pero para renunciar voluntariamente.

Por ejemplo, Musk recientemente perdió a todos los empleados de la oficina de Bruselas en medio de un éxodo regulatorio. La pequeña oficina de seis empleados se había reducido a dos en las últimas semanas tras la drástica eliminación de personal.

Y es que el nuevo CEO había pedido a los trabajadores que se comprometieran con su versión más "incondicional" de la empresa o que se fueran.

Los empleados de ventas se sumaron a su visión en mayor número que los trabajadores del lado técnico, que vieron renuncias masivas, según personas familiarizadas con el asunto.

La crítica situación que vive la plataforma la revela el histórico de números de empleados de la compañía desde 2013 (ver gráfico). En ese año, Twitter tenía 2.712 empleados, número que año a año ha ido subiendo y que en 2021 tuvo un repunte significativo, pues creció 36,3% entre 2020 y 2021, llegando a 7.500 empleados.

Pero lo que logró en años en materia de empleos se derrumbó en este 2022, no en los 11 meses que lleva el año, sino en un solo mes, en noviembre, momento en que Musk comenzó a anunciar los nuevos cambios y movimientos en Twitter. El empresario despidió a los principales directivos, clausuró el teletrabajo y dijo que cobrará por la verificación azul.

A noviembre de este año, Twitter registra solo 900 empleados, según datos recopilados por Statista. Esto quiere decir que la compañía tecnológica perdió más de 6.500 trabajadores, la mayoría de ellos entre octubre y noviembre del año en curso.

"Parece que todas las personas que hicieron que este lugar fuera increíble se están yendo", dijo un miembro del personal de Twitter a The Verge. "Será extremadamente difícil para Twitter recuperarse de aquí, sin importar cuán duros intenten ser las personas que quedan".

Todo este caos ha generado reacciones fuertes de los mercados, como que, por ejemplo, las acciones de Twitter se desplomaran y la compañía decidiera retirar su cotización en bolsa. Como consecuencia, agencias calificadoras de riesgo como Moody's dejarán de ponderar a Twitter por la falta de información sobre la compañía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsa 01/02/2023 La inflación de la zona europea se modera siete décimas en enero hasta el 8,5%

Preocupación en España registró, junto a Luxemburgo, la inflación más baja en la tasa armonizada.

Tecnología 02/02/2023 Las acciones de Google caen después de que las ventas por publicidad bajen demanda

Las ventas, excluyendo los pagos a los socios, fueron de US$63.100 millones en el cuarto trimestre, dijo la compañía

Argentina 31/01/2023 Argentina otorga beneficios fiscales a 54.100 productores afectados por la sequía

Pese a que se registraron lluvias en distintos puntos del país, el 97% de la principal región productora está con reservas escasas

MÁS GLOBOECONOMÍA