El mandatario estadounidense agregó que hablará en breve con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau

Bloomberg

El presidente Donald Trump citó la cooperación con México en comercio, inmigración y lucha contra el narcotráfico cuando fue anfitrión del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en el primer viaje al extranjero de su presidencia.

“La relación entre Estados Unidos y México nunca ha estado más cerca de lo que está ahora”, dijo Trump el miércoles cuando los dos líderes se reunieron en la Casa Blanca. “Estamos llevando esta relación a nuevos niveles”.

La reunión entre los dos jefes de Estado se realizó para celebrar la finalización de un pacto que actualiza el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero se produce cuando ambos líderes están lidiando con cuestionamientos sobre su enfoque hacia la pandemia de coronavirus que sigue propagándose en sus países.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y tercer firmante del pacto de libre comercio, rechazó la invitación a Washington debido a la pandemia. Y López Obrador, quien se puso una máscara facial cuando voló Washington en clase turista en un par de atestados vuelos comerciales, ha sido criticado por los líderes de la oposición por hacer el viaje cuatro meses antes de las elecciones generales de Estados Unidos.

Los miembros de ambas delegaciones se someterán a pruebas de coronavirus antes de los eventos del día, que incluyen una reunión bilateral en la Oficina Oval y una cena de trabajo con los principales líderes empresariales de ambos países. Los mexicanos que asistirán incluyen a Carlos Slim Helu, el multimillonario más rico del país, y a Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más rico de México.

También en la lista de invitados se encuentra el presidente de Grupo Financiero Banorte, Carlos Hank González, y el codirector ejecutivo de Grupo Televisa Bernardo Gómez.

La cena deja de manifiesto el cálculo político de López Obrador, quien decidió seguir adelante con la reunión a pesar de la preocupación de algunos de sus principales asesores que temen que la visita pueda resultar perjudicial si Trump pierde su candidatura a la reelección en noviembre. Pero el presidente mexicano ha dejado en claro que prioriza el mantenimiento de la relación comercial con EE.UU., de un valor de más de US$600.000 millones el año pasado.

Funcionarios estadounidenses dijeron que es probable que los líderes discutan la cooperación en temas de inmigración y lucha contra los narcóticos, dos puntos centrales de la campaña de reelección de Trump, y mantener el flujo de mercancías a través de la frontera a pesar de la pandemia de coronavirus. EE.UU. también podría plantear preocupaciones sobre los esfuerzos del Gobierno de López Obrador para alterar las reglas que rigen la industria energética en México, lo que ha generado objeciones por parte de algunas empresas estadounidenses