El presidente dijo que su prioridad son los intereses de su país

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

En su discurso en Davos, Suiza, en el último día del Foro Mundial Económico (WEF, por sus siglas en inglés), Donald Trump manifestó que Estados Unidos no se cerrará a la posibilidad de negociar acuerdos comerciales bilaterales o grupales.

También mencionó que estos acuerdos comerciales deben ser justos y recíprocos, y que su administración no tolerará ni obviará las prácticas comerciales injustas y desleales.

"No podemos tener un comercio libre y abierto si algunos países explotan a otros", señaló.

El presidente también se refirió a la reforma tributaria que su administración promovió y aprobó a finales de diciembre, por medio de la cual se redujeron los impuestos de las empresas de 35% a 20%. Según él, esta medida aumentará los ingresos de la clase media y hará de Estados Unidos un país más competitivo.

"Ahora es el momento para invertir y llevar sus negocios a Estados Unidos", dijo. A lo que agregó que el país norteamericano se está recuperando económicamente y que si Estados Unidos crece, todo el mundo también lo hace.

En el discurso también mencionó el sistema migratorio de su país, del que dijo que estaba atascado en el pasado y que debía modificarse por uno que funcione por méritos, para que las personas que lleguen a Estados Unidos aporten a su economía y sociedad.

Por último, habló de los esfuerzos que ha hecho para que los países con armas nucleares se desarmen y de su gestión para mejorar la relación entre Corea del Sur y Corea del Norte, con lo que concluyó que su interés es que los países civilizados estén unidos.