El tratamiento tampoco redujo la duración de la estadía del paciente en el hospital ni las posibilidades de que se le pusiera un ventilador

Reuters

Una combinación de medicamentos antivirales que generalmente se usan para tratar el VIH no tiene ningún efecto beneficioso en los pacientes hospitalizados con covid-19, según un estudio revisado por pares, que confirma los resultados iniciales de un ensayo aleatorizado a gran escala del fármaco.

Los resultados provisionales descartan de manera convincente cualquier beneficio significativo del lopinavir-ritonavir para reducir la mortalidad entre los pacientes hospitalizados, afirmaron el lunes científicos que realizaron en junio el ensayo 'Recovery' en la Universidad de Oxford.

Un 23% de los que recibieron los medicamentos murieron dentro de los 28 días posteriores al inicio del tratamiento, en comparación con 22% de los que recibieron la atención habitual, dijeron los investigadores en la publicación de los hallazgos completos del estudio en la revista médica The Lancet.

El tratamiento tampoco redujo la duración de la estadía del paciente en el hospital ni las posibilidades de que se le pusiera un ventilador.

“Los resultados de este ensayo muestran que no es un tratamiento eficaz para los pacientes ingresados en el hospital con covid-19”, dijo el profesor Martin Landray, del Departamento de Salud de la Población de Nuffield en la Universidad de Oxford, quien codirige el ensayo 'Recovery'.

Kaletra, de Abbvie Inc, es una combinación de los fármacos lopinavir y ritonavir, que se aplican juntos para combatir el VIH. La compañía había aumentado sus suministros mientras determinaba si se puede usar para tratar covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) suspendió en julio su ensayo de lopinavir-ritonavir después de que no logró reducir la mortalidad.

En el grupo de lopinavir-ritonavir del ensayo 'Recovery' participaron 1.616 pacientes que recibieron los medicamentos y 3.424 recibieron la atención habitual sola.

El ensayo 'Recovery' con sede en Oxford estaba estudiando la efectividad de una variedad de posibles tratamientos de covid-19, inscribiendo a 13.000 pacientes en total.

El grupo del ensayo que estudió la dexametasona, un esteroide, descubrió que reducía la tasa de muerte de los pacientes que requerían oxígeno.

Otro brazo descubrió que el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, promocionado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no tenía ningún beneficio como tratamiento.