RIPE:
EXPANSIÓN

De concretarse, sería una de las mayores transacciones en la industria del software hasta la fecha y sería mayor competencia

Diario Expansión - Madrid

La empresa de software en la nube Salesforce está en conversaciones para comprar Slack, aplicación de mensajería para empresas, en lo que sería una de las mayores transacciones en la industria del software hasta la fecha. El anuncio podría formalizarse a principios de la próxima semana, según fuentes conocedoras consultadas por Financial Times.

Las acciones de Slack se dispararon ayer 22% en Bolsa, hasta superar los US$20.000 millones tras adelantar The Wall Street Journal las conversaciones entre ambas compañías. Los títulos de Salesforce bajaron en torno a 3%.

Marc Benioff, fundador y primer ejecutivo de Salesforce, lleva tiempo buscando oportunidades de compra. Salesforce se ha situado entre las compañías ganadoras de la crisis del coronavirus debido al incremento que están registrando los gastos de software en la nube. Por el contrario, Slack, una aplicación utilizada por empleados tanto para colaboraciones como para acceder a otras aplicaciones de la nube, no ha logrado aprovechar el fuerte empuje experimentado por el teletrabajo y sus acciones se han quedado rezagadas frente a otras empresas del sector.

Una adquisición fortalecería los esfuerzos de Benioff para desafiar a Microsoft como principal proveedor de software en la nube para empleados de oficina, convirtiendo Slack en una estructura que permita a los usuarios de Salesforce aprovechan las aplicaciones de la firma.

El valor de las acciones de Salesforce se ha más que duplicado desde que la pandemia golpeó EE.UU. a principios de marzo, provocando que muchos empleados comenzaran a trabajar desde casa e impulsando a las empresas a digitalizar sus operaciones.

Los títulos de Slack, que dieron al salto al parqué el año pasado, se han quedado rezagados después de dos trimestres de ganancias decepcionantes. Antes de trascender las conversaciones con Salesforce, estaban cotizando un 23% por debajo del precio al que cerraron la sesión su primer día en el parqué.

Stewart Butterfield, cofundador y ejecutivo de Slack, tendrá un papel clave en el resultado de las conversaciones. Tiene el control de alrededor del 42% de los votos de Slack, gracias a su participación directa y a los acuerdos con otros inversores.