.
HACIENDA

Como en Succession, familias latinas buscan a sus herederos para cuidar los negocios

lunes, 3 de abril de 2023

Los herederos buscan diversificarse en una región donde las empresas familiares representan las tres cuartas partes de las empresas con un valor de US$1.000 o más

Bloomberg

Agustín Coppel Gómez nació en una de las mayores fortunas minoristas de México, pero tiene mucha compañía. Él y sus tres hermanos se encuentran entre los 31 descendientes de tercera generación del difunto patriarca de la familia, Enrique Coppel Tamayo, quien fundó el negocio en 1941 y luego introdujo una tarjeta de crédito para que sus clientes de clase trabajadora pudieran comprar ropa y muebles en sus tiendas.

Agustín es uno de los pocos de su cohorte que ha trabajado en la empresa familiar, Grupo Coppel, más recientemente en su unidad bancaria. La cuarta generación, con unos 70 miembros, está aún menos involucrada, y muchos persiguen sus propios emprendimientos o iniciativas filantrópicas.

“Es un desafío trabajar en el negocio, un desafío informar a los miembros de la familia”, dijo Agustín, de 33 años, en una entrevista reciente en la Ciudad de México. “Si quieres hacerlo, eres bienvenido, pero tomará tiempo pasar por los rangos y aprender”. Agustín Coppel Gómez nació en una de las mayores fortunas minoristas de México, pero tiene mucha compañía.

Las dinastías familiares son la columna vertebral de la economía de América Latina, representan 75 % de las empresas de la región valoradas en US$1.000 millones o más y generan 60% del producto nacional bruto de la región, equivalente a cerca de US$3,2 billones. Sin embargo, son notablemente menos hábiles cuando se trata de implementar planes de sucesión, con casi dos tercios eventualmente siendo liquidados o vendidos por los fundadores y menos de 15% ve a un miembro de la familia de tercera generación liderar la empresa, según un informe. por la escuela de negocios francesa Insead.

Muchas de las cosas que los hacen tan exitosos (propiedad concentrada, toma de decisiones simplificada y la capacidad de aprovechar las conexiones comerciales y políticas de la familia) no son fácilmente transferibles a los nuevos propietarios.

Es probable que las preocupaciones por la sucesión adquieran una urgencia cada vez mayor en los próximos años. Credit Suisse Group predice que la riqueza latinoamericana crecerá a un récord de US$18 billones para 2026, de US$12,6 billones en 2021, y se convertirá en la región de más rápido crecimiento para nuevos millonarios en ese período.

Una ventaja para la generación actual es la capacidad de aprovechar un conjunto más amplio de recursos para aprender la mejor manera de gestionar tales transiciones, dijo Lisa Moller, ex directora de servicios para empresas familiares y clientes privados en Ernst & Young.

“El gobierno de las empresas familiares se está disparando en todo el mundo y hay medios para obtener ayuda en muchos lugares”, dijo. “Además, la conciencia de este servicio para las familias empresarias es cada vez mayor. No significa que los problemas o asuntos se detengan para las empresas familiares. Todavía se necesita mucho trabajo duro para tener éxito”.

El tema estuvo al frente y al centro la semana pasada en el Latin Family Office Investment Summit en la Ciudad de México, especialmente después de la muerte de Mario López Estrada, el primer multimillonario de Guatemala, ocurrida el primer día del evento. López, que tenía 84 años, vendió su negocio de telecomunicaciones a Millicom International Cellular por US$2.200 millones en 2021 para enfocarse en Grupo Onyx, donde su hijo es director ejecutivo y dos hijas son miembros de la junta.

Muchos de los asistentes a la cumbre, organizada por Alea Global, un grupo familiar kuwaití, eran herederos de segunda o tercera generación como Coppel. Entre ellos, Gonzalo Hevia Bailleres, vástago de una multimillonaria fortuna minera mexicana; Bettina Bulgheroni, esposa de Alejandro Bulgheroni, el multimillonario argentino que encabeza Bridas, la empresa de energía fundada por su padre; y Alejandro Botran, miembro de la tercera generación de la familia que dirige la empresa nacional de licores de Guatemala.

Agustín Coppel dijo que han tratado de navegar los problemas potenciales que surgen de la sucesión mediante la organización de un consejo familiar. Está encabezado por su prima, Susana, una de las pocas mujeres de la familia en un puesto de liderazgo.

“Tienes que estudiar mucho, leer libros y hablar con profesionales”, dijo Coppel, quien tiene un MBA de la Universidad de California en Los Ángeles, en una entrevista al margen de la cumbre. “Estamos trabajando activamente para tener un mensaje más claro para el resto de la familia, ahora que estamos entrando en una cuarta generación”.

Después de la muerte del fundador de Grupo Coppel en 2007, sus cinco hijos se hicieron cargo de la empresa y el padre de Agustín, Agustín Coppel Luken, se convirtió en director general al año siguiente. El imperio minorista de la familia, con sede en el estado de Sinaloa, ahora tiene alrededor de US$10.000 millones en ingresos anuales, lo que lo convierte en uno de los minoristas más grandes y de más rápido crecimiento en la región, según un informe de Deloitte este año. La familia en conjunto vale alrededor de US$15.5oo millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Eso no ha impedido que los vástagos de tercera generación inicien sus propias empresas. La sucursal de Agustín Coppel Luken tiene su propia oficina familiar, llamada Talipot, que recientemente escindió una firma de inversión con sede en San Diego, 1200VC. Dirigido por la directora ejecutiva Adriana Tortajada, 1200VC está recaudando su primer fondo de US$150 millones este año con planes para invertir en áreas que incluyen inteligencia artificial, tecnología financiera y tecnología climática.

Otras familias están siguiendo estrategias similares. El negocio tradicional de Botran es la producción de bebidas espirituosas y azúcar (destilan ron Zacapa ultrapremium en una empresa conjunta con Diageo Plc), pero el heredero de tercera generación, Alejandro, está buscando oportunidades fuera del negocio principal.

Alejandro, de 54 años, construyó y vendió una estación de televisión a la cadena TV Azteca de Ricardo Salinas, y dijo que también era inversionista en el grupo hotelero Selina, que recientemente se hizo público a través de un acuerdo de US$1.200 millones con una compañía de adquisición de compra especial.

Creó la aceleradora de startups Aceleradora Danta y Fabrica de Unicornios para asegurar nuevas áreas de crecimiento para su familia, que ha vendido activos en los últimos años mientras lidia con problemas de planificación familiar “complicados”, dijo. La tercera generación de su familia tiene alrededor de 30 miembros, y la cuarta podría tener hasta 100, dijo.

“Lo que decidí es que tenemos que jugar en este juego de los unicornios”, dijo Botran. Agustín Coppel Gómez nació en una de las mayores fortunas minoristas de México, pero tiene mucha compañía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Rusia 20/06/2024 El presidente ruso, Putin, dice que Rusia podría suministrar armas a Corea del Norte

Putin se dirigió a la prensa en Vietnam, un día después de visitar Corea del Norte, un país con armamento nuclear, y de firmar un acuerdo de defensa mutua con su líder, Kim Jong Un

Hacienda 22/06/2024 Donald Trump ahora le saca ventaja a Joe Biden con suma de millonarias donaciones

El juicio contra el expresidente no afectó en nadasu relación con los donantes, al contrario, en mayo sumó US$75 millones más, contra US$37 millones de Biden

Kenia 22/06/2024 ¿Por qué las protestas contra los impuestos en Kenia tienen a W. Ruto en un aprieto?

Protestas se han vuelto violentas y la policía utilizó gases lacrimógenos, cañones de agua y balas reales para dispersar a la multitud