La autoridad reguladora Transport for London dijo que la compañía había mejorado su cultura y gobernanza

Bloomberg

A Uber Technologies Inc. se le ha otorgado una licencia de dos meses para operar en Londres, con disposiciones de seguridad adicionales, conforme la aplicación de transporte en vehículos de particulares lucha por ganarse al regulador de la capital británica.

La autoridad reguladora Transport for London (TfL), que había rechazado previamente otorgar a Uber una licencia de alquiler privado, dijo que la compañía había mejorado su cultura y gobernanza en un comunicado el martes.

En 2018, se otorgó a Uber una licencia de prueba de 15 meses para operar en Londres, mucho menos que el permiso de cinco años de alquiler privado que la compañía había solicitado.

El grupo, con sede en San Francisco, convulsionó el servicio de los tradicionales taxis negros de Londres cuando llegó al país en 2012, provocando protestas y llamamientos para una mayor legislación en los años siguientes, los cuales se hicieron eco en toda Europa.

“El reconocimiento de TfL de la mejora en nuestra cultura y gobernanza refleja el progreso que hemos logrado en Londres”, dijo Jamie Heywood, director regional de Uber para el norte y este de Europa, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Continuaremos trabajando estrechamente con TfL y proporcionaremos cualquier información adicional solicitada”.

TfL había dicho en 2017 que la compañía no era un operador “apto y adecuado” debido a preocupaciones sobre seguridad y gobernanza. La compañía apeló la decisión y se le permitió operar mientras el regulador consideraba si otorgaba una licencia completa.