Presidente de los Estados Unidos se pronunció en Twitter dando un parte de tranquilidad por la situación

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

En la mañana del miércoles, noche del martes en el occidente, se presentó un ataque a una base aérea norteamericana en Irak por parte de iraníes. El hecho se produjo horas después de que se realizara el funeral del comandante de Irán, Qasem Soleimani.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump se pronunció a través de su cuenta de Twitter diciendo que “¡Todo está bien! Misiles lanzados desde Irán en dos bases militares ubicadas en Irak. Evaluación de víctimas y daños que tienen lugar ahora”, escribió el mandatario. “¡Hasta aquí todo bien! ¡Tenemos el ejército más poderoso y mejor equipado del mundo, por lejos!".

Sin embargo, en una conferencia de prensa programada a las 11:00 a.m. y que inició media hora después, el mandatario profundizó sobre la situación y la actitud que tendrá Estados Unidos ante los ataques en Medio Oriente.

Trump anunció seis grandes conclusiones. La primera es que no hubo afectación de vidas estadounidenses ni de ciudadanos de Irak debido a las prevenciones que se tenían en la base militar de EE.UU. en la zona. "Saludo la valentía de los soldados americanos", dijo el presidente.

En un segundo punto explicó el porqué habían llevado a cabo el operativo que dio de baja al líder Qasem Soleimani. De este dijo que era el principal terrorista del mundo y que Estados Unidos tenía conocimiento de nuevos ataques que haría en el mundo, por lo que era necesario evitar estos problemas.

En términos de lo que vendrá, y como tercera conclusión, es que el gobierno estadounidense mantendrá la sanciones económicas que ya tiene contra Irán y además pondrá unas nuevas. "Estamos estudiando todas las posibilidades, impondré fuertes sanciones económicas a Irán", dijo Trump.

Este discurso, que es calificado por los analistas, como menos belicoso de lo que suelen ser sus pronunciamientos en Twitter deja en evidencia que el Presidente de Estados Unidos está atento a la situación, pero no quiere responder con más violencia sino que prefiere cerrar este capítulo.

En su discurso, como una cuarta conclusión, Trump resaltó la fuerza de la economía de su país. "Nuestra economía es muy fuerte y hemos logrado la independencia energética y estos logros se pensaban que no eran posibles, pero ahora somo independientes no necesitamos el petróleo de medio oriente. Somos los mayores productores de petróleo y gas en el mundo", aseguró el Presidente.

Con esto, quiso enfatizar en que EE.UU. no tiene problemas económicos como para no atender los ataques de Irán, sino que al contrario se encuentra muy sólido.

Finalmente, hizo un llamado a dos organizaciones. Por un lado, pidió a la Otan mayor participación en este conflicto geopolítico, si bien, ya han hecho presencia dijo que pedirá una mayor participación. Por otro lado, dijo que Europa, China, Rusia y otros países deben abandonar el pacto nuclear con Irán, toda vez que esto lo que propaga es una advertencia de guerra nuclear a toda hora.

"EE.UU. está dispuesto a buscar la paz con cualquier país que quiera lograrla", esta fue la frase de cierre del presidente Trump que deja abierta la posibilidad de una salida muy controlada.