El primer ministro salió de la clínica luego de estar un par de días en cuidados intensivos por el Covid-19

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, fue dado de alta del hospital después de una semana, incluidos tres días en cuidados intensivos mientras luchaba contra el coronavirus.

"Siguiendo el consejo de su equipo médico, el primer ministro no regresará de inmediato al trabajo", dijo la oficina de Johnson el domingo en un comunicado enviado por correo electrónico. El primer ministro continuará su recuperación en su retiro en el país, Checkers.

Johnson fue llevado al hospital el domingo pasado después de no poder quitarse la tos y la fiebre que había padecido durante 10 días. Al día siguiente lo pusieron en cuidados intensivos y le dieron oxígeno para ayudarlo con su respiración. Permaneció allí hasta el jueves antes de ser transferido de vuelta a una sala común.

La seriedad de la condición de Johnson se reflejó en las publicaciones en redes sociales el domingo por su compañera Carrie Symonds.

El primer ministro agradeció el sábado al personal del hospital por salvarle la vida y dijo: “No puedo agradecerles lo suficiente. Les debo mi vida. Ese mensaje fue reiterado el domingo, y su oficina dijo que deseaba agradecer a todos en el Hospital St. Thomas's en el centro de Londres "por la brillante atención que ha recibido".

En ausencia de Johnson, el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, ha sido suplente del primer ministro, al tiempo que enfatiza que las decisiones están siendo tomadas por el gabinete en su conjunto.