El Brent terminó el día en US$40,80 por barril y la referencia WTI se ubicó en US$38,19, debido a varios anuncios publicados

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de que la Opep y sus aliados anunciaran que extenderían sus recortes de producción de crudo hasta julio, el mercado petrolero registró una caída de más de 3%. Este desplome se debió a que Arabia Saudita y otros dos productores del Golfo Pérsico señalaron que no mantendrán una reducción suplementaria del bombeo, la cual equivale a más de un millón de barriles de suministro diario.

Esta noticia llevó a que el crudo Brent dejara atrás su racha de ganancias de siete días y cayera US$1,50 o 3,6% y se ubicara en US$40,80 por barril. Mientras que la referencia WTI de Estados Unidos bajó US$1,36 o 3,4% hasta US$38,19 por barril, según información de Reuters publicada hacia las 3:45 p.m.

Pese a esta nueva baja que registraron los precios de ambas referencias, los productores de esquisto de Estados Unidos compartieron que han experimentado un reabrir de los pozos que estaban cerrados a medida que se han venido recuperando las cotizaciones. Esto se conoce en un momento en el que se estima que los inventarios de crudo en EE.UU. habrían caído la semana pasada.

A esto se le suma que el 7 de junio, la petrolera estatal Aramco aumentó los precios oficiales de venta de su petróleo a todos los destinos para los contratos de julio. Esta es una medida que posiblemente desalentará las compras para almacenamiento y que podría ayudar a reducir los inventarios, señaló la agencia.

Con base en este nuevo panorama, analistas citados por Reuters señalaron que estas situaciones “podrían socavar la recuperación rápida de la demanda de petróleo y afectar los esfuerzos que ha adelantado la Opep en los últimos meses para elevar los precios que venían golpeados por la pandemia”.