Esta ha sido la mayor caída que se ha registrado en la demanda, al menos en los últimos 30 años, según The Wall Street Journal

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La crisis que ha desencadenado la pandemia del nuevo coronavirus ya empezó a dejar sus primeras huellas en el mercado de finca raíz de Estados Unidos, donde el número de ventas registró una caída de 54% en Manhattan, convirtiéndose en la mayor disminución que ha dado en la demanda al menos en los últimos 30 años, según una nota publicada en The Wall Street Journal (WSJ).

El medio estadounidense aseguró en su publicación que la expansión del virus borró la temporada de ventas de primavera en la capital del mundo y llevó a que el precio medio de un apartamento en Manhattan se ubicara en US$1,01 millones, 21% menos en comparación con el segundo trimestre de 2019.

Esta caída se dio principalmente porque las exhibiciones de apartamentos en persona en Nueva York fueron prohibidas durante casi todo el trimestre, dado que las autoridades estaban enfocadas en contener la expansión del virus. Pese a que en algunas zonas del país se empezó a reiniciar las actividades en el último mes, el número de contratos para apartamentos en junio disminuyó 76%.

De acuerdo con WSJ, el número de contratos de apartamentos firmados en mayo y junio, cuando los compradores no podían recorrer los apartamentos, estaba cerca de 80% respecto al mismo período en 2019, mientras que en la semana más reciente (a finales de junio) se ubicó en 68%, según el sitio de datos y listado UrbanDigs.

A pesar de estas reducciones, los analistas y expertos del sector esperan que la actividad presente un repunte en los próximos meses, ya que hay quienes que pararon las negociaciones por el inicio de la pandemia.

Este reinicio se enfrenta a la incertidumbre de los precios, debido a que las pocas ventas han limitado el número de datos para las nuevas negociaciones.