Casi tres cuartas partes de los empresarios de la región consideran implementar modelos de trabajo mixtos tras la nueva normalidad

Sebastián Montes

La llegada del covid-19 obligó a los empresarios de todo el mundo a cambiar sus procesos laborales para adaptarse a las cuarentenas obligatorias y no perder el ritmo de trabajo. Como resultado, la gran mayoría llevaron a cabo procesos de apropiación tecnológica con diferentes herramientas que no solo facilitaron su labor, sino que los llevaron a considerar el tránsito a modelos mixtos de negocio.

De acuerdo con un reporte elaborado por Zoho Corp, basado en opiniones de más de 300 empresarios y directivos de empresas latinoamericanas, alrededor de 72% de los encuestados señaló que su compañía adquirió herramientas tecnológicas para superar la contingencia sanitaria. De ese total, hasta 93% señaló que estas alternativas facilitaron su trabajo durante el confinamiento.

“Si algo hemos visto con esta pandemia, es que ya contamos con la tecnología para que las empresas den continuidad a sus negocios sin tener que exponer a sus empleados, proveedores o clientes, a riesgos innecesarios. Gracias al cómputo en la nube, los colaboradores pueden acceder a los recursos y las aplicaciones que necesitan, desde cualquier lugar y a la hora en que los necesiten”, dijo la directora de Desarrollo de Negocios de Zoho para Latinoamérica, Carla García.

Entre las tecnologías adoptadas por los empresarios, las más populares fueron aquellas relacionadas con la comunicación personal, entre las cuales se incluyen las videollamadas y los webinars, que resultaron útiles para 82% de los directivos.

Con respecto a las plataformas más utilizadas para dicha actividad, el reporte señala que Zoom fue la líder regional con 85% de los empresarios que manifestaron haberla implementado en medio de la cuarentena. A esta le siguieron Office 365 con 62%, Skype con 52% y Zoho One con 26% (ver gráfico).

Otras herramientas tecnológicas que ganaron notoriedad tras la implementación del teletrabajo fueron la comunicación instantánea a través de mensajería y chats, utilizada por 61% de los empresarios cuestionados, seguida de la asistencia remota (52%), las plataformas alojadas en la nube para colaboración de documentos (37%), gestión de proyectos (21%) y gestión de recursos humanos (13%).

No obstante, hasta 27% de los encuestados aseguró que la tecnología actual de sus empresas no está preparada para desempeñar sus labores durante una nueva normalidad, principalmente porque “le faltan funcionalidades” o es “demasiado compleja”, según sus perspectivas a futuro.

Esto no quiere decir que dicho porcentaje no esté dispuesto a analizar la posibilidad de implementar nuevas herramientas. De hecho, el reporte indicó que solo 7% de los empresarios encuestados es indiferente a estas novedades al considerar que no generarán ningún tipo de cambio a sus procesos.

LOS CONTRASTES

  • Santiago Roldán Experto en tecnología y marketing digital

    “El modelo de trabajo mixto y teletrabajo después de la pandemia llegan para quedarse, pero con herramientas tecnológicas que soporten la gestión”.

  • Carla GarcíaDir. Desarrollo de Negocios de Zoho para Latinoamérica

    “Gracias a las herramientas tecnológicas que hay en el mercado, ese optimismo de los empresarios puede guiar la operación de sus compañías”.

Por el contrario, hasta 45% de los empresarios afirman que el futuro de su organización luce promisorio debido a las posibilidades de encontrar estabilidad tras la implementación de nuevos modelos de trabajo tras la pandemia, e incluso 25% tiene perspectivas prósperas gracias a un comportamiento que ha denotado crecimientos constantes en el contexto actual.

“En la medida en que retoman sus operaciones y recuperan el ritmo de los negocios, crecerá el optimismo entre directivas y empleados. Sin duda, esta será la actitud adecuada. Al fin y al cabo, ese optimismo terminará impulsando a las organizaciones a brindar un mejor servicio y llegar a nuevos mercados”, afirmó García.

En vista de estas posibilidades, algunos ejecutivos coinciden en la necesidad de desarrollar modelos mixtos de trabajo a partir del próximo año para cerrar la brecha tecnológica y permitir a más empresas alcanzar esas funcionalidades que requieren a la hora de implementar nuevos procesos por medio de la tecnología.

Para el experto en tecnología y marketing digital, Santiago Roldán, es posible llegar a este escenario en la región, pero de manera paulatina. “Estamos viendo en los últimos años una apropiación de la transformación digital por parte de empresas micro y Pyme, y si bien ahí es donde está la brecha, hay que destacar que se están acoplando rápido con herramientas gratuitas de plataformas como Google u Office 365, que posibilitan un ambiente colaborativo”, agregó.

Con la llegada de la nueva normalidad, García comentó que las organizaciones confían más en estas herramientas digitales, al punto de que ya contemplan un futuro en que sus empleados no deban estar ‘atados’ a un lugar específico.

A su vez, afirmó que los nuevos modelos de trabajo tendrán un impacto profundo en la satisfacción de muchos colaboradores, que dispondrán de más tiempo para ellos y elevarán su calidad de vida. “Pero también lo tendrán en las compañías, que podrán ofrecer ese ‘salario emocional’ sin que se afecte a sus productos o servicios”, dijo.

Este punto se vio reflejado en las estadísticas de su análisis, donde 56% de los encuestados afirmó que los nuevos modelos de trabajo facilitaron la reducción de sus tareas y la ejecución de su trabajo, frente a 37% que respondieron de manera afirmativa solo para algunas funciones y 7% que no han visto en estas herramientas un factor de apoyo.

Al mismo tiempo, 62% de los empresarios se mostraron optimistas ante el hecho de que sus compañías están preparadas para desempeñar sus labores en la nueva normalidad frente a 24% que cataloga algunas funciones como puntos faltantes en sus procesos a futuro. En cuanto a países Chile fue el que más adoptó cambios.