El FMI señaló que una mayor intensificación y prolongación de la crisis podría amenazar la estabilidad financiera mundial

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

A medida que el Covid-19 se acerca a los 2 millones de casos confirmados a nivel mundial, las autoridades agudizan las medidas para mitigar el impacto que está ocasionando la pandemia en las diferentes economías. A pesar de los esfuerzos que se han adelanto, el FMI en su última edición del ‘informe de estabilidad financiera mundial’ señaló que una mayor intensificación de la crisis podría amenazar la estabilidad financiera mundial.

Este anuncio parte de que los precios de los activos de riesgo han caído bruscamente. Por ejemplo, muchos mercados de valores, en economías grandes y pequeñas, registraron caídas de 30% o más, los diferenciales de crédito aumentaron, especialmente para empresas de baja calificación; la volatilidad se disparó a niveles vistos por última vez durante la crisis financiera mundial; y la liquidez del mercado también se deterioró significativamente.

Teniendo en cuenta este panorama y con el objetivo de preservar la estabilidad del sistema financiero global y apoyar el economía global, los bancos centrales de todo el mundo han sido la primera línea de defensa han tomado medidas en cuatro áreas: han recortado las políticas de tasas, han proporcionado liquidez adicional al sistema financiero, varios bancos centrales han acordado mejorar la comisión y han utilizado programas reactivados durante la crisis financiera mundial, y han lanzado una gama de nuevos programas.

Sin embargo, “sigue siendo frágil. Las condiciones financieras mundiales siguen siendo muchas más apretado en comparación con el comienzo del año”, citó el informe que también asegura que esta crisis no se trata simplemente de liquidez. Se trata principalmente de solvencia, por lo que las políticas monetaria, fiscal y financiera juegan un papel crucial para amortiguar el choque y asegurar la recuperación.

A este llamado por parte del organismo que dirige Kristalina Georgieva sobre la estabilidad financiera se le suma que un análisis de S&P Global Ratings concluye que “a pesar de las noticias positivas sobre las tendencias de los números de casos en Europa y la reducción del bloqueo en China, cada vez más obvio que el mundo enfrenta un largo camino de regreso a la normalidad después de la crisis”.

La firma también citó que las implicaciones crediticias continúan desarrollándose y que la crisis está probando los marcos políticos y de gobernanza.